Hacer ejercicio en la juventud evita que se engorde a partir de los 50

Así lo sugiere un estudio publicado en The Journal of the American Medical Association (JAMA) cuyas conclusiones fueron que aquellas mujeres que entre los 20 y los 30 años hacían deporte con regularidad, a los 50 habían ganado seis kilos menos que las que eran sedentarias. Los hombres, por su parte, ganaron 2,6 kilos de peso menos respecto a los que no hacían deporte de jóvenes.

La diferencia también se nota en la grasa que se acumula en la cintura, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Las mujeres que hicieron deporte regular cuando eran jóvenes aumentaron casi 4 centímetros menos su perímetro de cintura, y los hombres 3 centímetros menos. Esto debería animar a las personas a practicar deporte desde la juventud y no abandonarlo, pero esto no significa que si no lo hemos hecho antes ahora sea tarde. Nunca es tarde para empezar a practicar ejercicio y notar sus beneficios, a nivel físico pero también mental.

Equipo Médico Advance Medical