¿Me apunto al gimnasio o hago deporte al aire libre? Pros y contras

Tanto el gimnasio como el aire libre tienen sus cosas buenas y malas para hacer ejercicio. ¿Con cuál te quedas?

Miniatura

Tanto si realizas vas al gimnasio como si haces deporte al aire libre, seguro que encuentras cosas a favor y encontra. Lo importante es hacer ejercicio, ya sea en el gimnasio o al aire libre, pero hoy vamos a valorar los pros y contras de ambas opciones. Tú decides:

Pros y contras de hacer ejercicio en el gimnasio

  • Pro: en el gimnasio hay monitores y personal especializado que nos puede aconsejar muy bien sobre cómo hacer el ejercicio. También tendremos un buen seguimiento por su parte, así podemos progresar más y mejor.
  • Contra: si te agobia estar en espacios cerrados, puede que te canses muy pronto de hacer ejercicio en un gimnasio. El tiempo pasa más despacio y estar entre paredes se hace un poco más tedioso.
  • Pro: hay muchas clases colectivas y opciones donde elegir. Tienes tantas actividades que puedes elegir la que más te guste o con la que te sientas más cómodo. Spinning, aeróbic, step, body pump, pilates, pesas, aeróbico, TRX…la cuestión es probar y quedarnos con lo que más nos guste.
  • Contra: los gimnasios suelen ser caros, más desde que subieron el IVA al 21%. Aunque ahora está proliferando los gimnasio low cost, los 20-25€ al mes no nos lo quita nadie. Y si somos más sibaritas y queremos un gimnasio más exclusivo, rondará los 40-50€/mes.

Pros y contras de hacer deporte al aire libre

  • Pro: en cualquier momento podemos hacer ejercicio, no dependemos ni de horarios ni de masificaciones de clases. Solo tenemos que salir al parque o zona donde más nos gusta y practicar nuestra actividad favorita. Además, es gratis.
  • Contra: ahora en invierno el frío y la lluvia es un factor negativo. Los días de mucho frío o lluvia necesitaremos de ropa específica y muchas ganas para salir a hacer deporte.
  • Pro: las sensaciones de hacer deporte al aire libre, sobre todo si es alejado de la ciudad, son únicas. El aire puro, la ausencia de ruido, la tranquilidad…nada como salir a correr o dar una vuelta con la bici por el monte.
  • Contra: si vives en una gran ciudad, igual necesitas desplazarte al exterior de esta para llegar a un sitio donde practicar deporte. Al igual, las actividades pueden estar más limitadas y no dispondremos de monitores que nos guíen, aunque tenemos algunas apps para deportes al aire libre que pueden ayudar. Actividades como el running, la bicicleta, senderismo o trekking son las más comunes.

Como decimos, lo importante es hacer deporte, de una forma o de otra y ser constantes a lo largo de la semana, intentando hacer una media de 30 minutos de ejercicio diario, algo que influye mucho en la mejora de la calidad de vida. Tampoco hay que descartar la opción de los gimnasios al aire libre, aún hay pocos, pero incluso en el mobiliario que hay en los parque podemos montarnos nuestro propio gimnasio.