Estar bien motivado

La falta de motivación es la principal causa de abandono de la actividad física; si insistimos en la motivación, reforzamos de forma indirecta pero importante nuestra salud. Estas son las claves que te ayudarán a motivarte:

- Define el objetivo:

Es importante saber qué esperamos de nosotros mismos antes de empezar un reto particular. Adelgazar, ganar salud, tonificar, muscular, mantenerte en forma, correr una media maratón? Eso sí, ten en cuenta que hay que empezar por un objetivo realista pero que constituya un reto personal (no demasiado fácil), específico y con fecha de caducidad, pues si no vemos resultados a corto plazo no resulta motivador.

- Ten una actitud proactiva:

En la práctica deportiva, como en cualquier otra meta vital, la constancia, la disciplina y la actitud son básicas para conseguir propósitos personales. Una actitud proactiva y responsable siempre es garantía de éxito.

- Celebra tus logros:

Por cada meta lograda te mereces una celebración y compartirlo con la gente que te rodea. La satisfacción personal que supone provoca que el cuerpo libere endorfinas, las hormonas de la felicidad y el bienestar.

- No te desanimes:

Aunque no lo consigas a la primera o los resultados no sean visibles enseguida, no te vengas abajo. Mantén una actitud positiva y piensa que el camino para llegar al objetivo también es útil para aprender, ver en qué fallas, en qué deberías mejorar o darte cuenta de si necesitas redefinir el objetivo.