Los pasos a seguir cuando sufrimos un esguince de tobillo

Una de las lesiones más frecuentes cuando hacemos deporte es el esguince de tobillo. Saber qué hacer inmediatamente después es importante

Miniatura

Ojalá nunca tengamos que aplicar este protocolo, pero en el deporte los esguinces están al orden del día y cuando pasan uno nunca sabe cómo actuar de la manera correcta. Tratar lo antes posible un esguince de tobillo es importante, ya que previene la fuerte inflamación. Hablamos por supuesto de esguinces leves, ya que un esguince fuerte requiere de atención médica especializada.

Lo primero de todo es no mover a la persona lesionada (si es posible), ya que cualquier apoyo o presión de la zona perjudicará la situación. Lo siguiente es elevar el pie para mejorar el retorno venoso y disminuir la inflamación. En los primeros instantes de la lesión lo mejor es permanecer tumbado con el pie apoyado en alto en una superficie estabe, al menos hasta que haya un vehículo que puede llevarnos a casa o al centro médico.

Y otra de las cosas a realizar es aplicar hielo, cosa nada fácil dependiendo de lugar donde nos encontremos. Si es un parque, polideportivo o zona cercana a bares siempre podemos poner hielo, que lo aplicaremos con una bolsa de por medio para evitar quemaduras por frío.

Como hemos dicho, siempre es recomendable acudir a un centro médico, sobre todo si el esguince es grave, pero estos consejos nos vendrán bien para saber actuar en los primeros instantes de la lesión.

Imagen | Selbe & Lily