Empezar a correr: semana 8

Aprende a correr poco a poco, sin prisas y sin riesgo de lesión. Te enseñamos a empezar a correr con un planning semanal.

Miniatura

Seguimos sin prisa pero sin pausa, metiendo cada vez más minutos de carrera continua y menos tiempo andando. Ya hace semanas que quisimos empezar a correr, ahora ya podemos decir que corremos. Seguiremos progresando, pero con paso firme y evitando lesiones.

Como siempre te decimos, este entrenamiento para empezar a correr no es una receta para seguir a pies juntillas, tienes que adaptar el entrenamiento a tus posibilidades. Y, si tienes alguna duda, puedes dejarla en los comentarios.

Calentamiento

Antes de empezar cada entrenamiento, no olvides realizar un calentamiento que incluya movilidad de articulaciones y estiramientos musculares suaves. De este modo evitaremos lesiones y situaremos al organismo en condiciones óptimas para la realización del posterior ejercicio.

NOTA: con esta planificación se pretenden dar unas pautas básicas de entrenamiento a aquellos que queréis iniciaros en el mundo del running o la carrera partiendo desde cero. Empezaremos con entrenamientos muy suaves, e iremos en progresión con la idea de que en algunos meses seamos capaces de correr 10 kilómetros seguidos. Los tiempos o intensidad del ejercicio van a depender de la forma física de cada persona. Si tienes alguna lesión o enfermedad, no olvides consultar con tu médico para que te indique qué ejercicio puedes o no realizar.


Límite responsable: Algunos ejercicios físicos y entrenamientos pueden no ser saludables en personas con lesiones de discos vertebrales, musculares, ligamentos o de los tendones, además de otras patologías menos frecuentes. En caso de duda, si tienes un seguro contratado con DKV,  consulta con el “médico DKV 24 horas”.