Elige una máquina cardiovasculara cada día

Es lo mejor para el entrenamiento aeróbico y para la gente que hace cardio para perder peso. En ocasiones es un auténtico suplicio llegar al gimnasio y mirar a la máquina de reojo como diciendo: ?ahí está de nuevo, me queda media hora encima de ella?. Cambia la rutina y elige una máquina cardiovascular cada día.

Cintas para correr, elíptica, escaleras, máquina de remo, bicicleta...tienes muchas opciones donde elegir, no siempre tiene que ser la misma. Cada máquina trabaja lo mismo, la capacidad aeróbica, pero con diferentes músculos y movimientos, de ahí que variar sea lo más adecuado, para trabajar de manera más integral tu cuepo.

Correr en la cinta trabaja sobre todo las piernas, la elíptica ya introduce el tren superior y hace menos traumática la pisada. La máquina de subir escaleras fortalece mucho los glúteos y parte posterior de las piernas, el remo en cambio también hace hincapié en los músculos de la espalda sin dejar de trabajar las piernas.

Fijaros si hay diferencia entre unos ejercicios y otros, y todos son lo mismo de buenos para trabajar la capacidad aeróbica. Vuestro cuerpo agradecerá esa variedad y no se estancará en el mismo ejercicio, la misma máquina todos los días.

Incluso dentro de una misma sesión de entrenamiento se puede variar, 10 minutos en un máquina, 10 en otra, otros 10 y cambiamos de nuevo. Todo vale para hacer el entrenamiento aeróbico más divertido, que todo no va a ser un suplicio a la hora de coger una máquina cardiovascular.

Un planning semanal puede quedar así:

Lunes: cinta para correr

Martes: elíptica

Miércoles: máquina de remo

Jueves: bicicleta

Viernes: 10 minutos de cada una de las anteriores