Los mejores deportes para combatir el calor

Las altas temperaturas no son incompatibles con hacer deporte. Pero sí que podemos elegir ciertos deportes para soportar mejor el calor.

Miniatura

Este verano no pares de hacer deporte por culpa del calor. Os vamos a dar algunas ideas para seguir activos, pero combatiendo las altas temperaturas:

Natación, el deporte más refrescante

Sin lugar a dudas, la natación es el deporte más refrescante que podemos practicar en verano. El agua hace que apenas sintamos las altas temperaturas del exterior, sobre todo si el agua de la piscina está algo fría.

Dentro de la piscina, además de nadar podemos practicar deportes como el waterpolo o incluso correr en el agua. Aún siendo un deporte muy refrescante, cuidado con la pérdida de líquidos, ya que dentro del agua también se suda, aunque no lo notemos, por lo que una constante hidratación también se hace necesaria, como en cualquier otro deporte.

Otros deportes de agua

Hay muchos, sobre todo si nos vamos a la playa, por eso podemos aprovechar el viaje de vacaciones para aprender nuevas disciplinas. Yo os aconsejo algunas como: snorkel, paddle surf o kayak. La idea es hacer deporte pero con agua de por medio, es la mejor forma de combatir el calor.

Ciclismo: aeróbico con un poco de aire fresco

Los deportes aeróbicos o de larga duración no son muy recomendables con las altas temperaturas, pero hay algunos como el ciclismo donde la sensación de calor se hace menor.

Al estar en constante movimiento a una velocidad más o menos considerable, nos movemos rompiendo la capa de aire, algo que hace las veces de viento. El renovar constantemente esa capa de aire, a la piel no le da tiempo a calentarse tanto.

Eso sí, cuidado con el tipo de recorrido que se hace en bici. Si un día de calor elegimos un recorrido con mucho desnivel, estaremos en las mismas. Elige un recorrido más rodador, donde puedas ir a una velocidad de unos 20-25 km/h.

Patinaje: mejor si es por el paseo marítimo

Al igual que sucede con el ciclismo, al patinar estamos en constante movimiento y esto disminuye la sensación de calor. Pero mejor si estamos a la orilla del mar patinando por el paseo marítimo, porque la brisa del mar hará más refrescante esta actividad.

Gimnasio: el aire acondicionado no falla

Para los que os cueste más trabajo el deporte con altas temperaturas, el gimnasio en verano puede ser una opción ideal para combatir el calor. Suele haber aire acondicionado, con lo que no notamos tanta sensación de calor o de no parar de sudar.

Aquí también hay un pero y son las clases colectivas. Por muy ventilada que esté la clase, una cantidad considerable de personas haciendo ejercicio en un recinto cerrado hará que incluso sintamos más calor que en el exterior. Yo os recomiendo que en verano veáis cuáles son las horas de menor afluencia y escojáis las clases menos transitadas.