No dejes para mañana el ejercicio que puedas hacer hoy: aunque solo sean 10 minutos

Todo minuto de ejercicio es válido para evitar el sendentarismo

Miniatura

Hacer ejercicio es primordial para nuestro cuerpo. Incluso 10 minutos al día serán mejor que nada, no necesitas sesiones maratonianas de entrenamiento.

Seguro que os suena eso de: “mañana haré ejercicio, hoy no me da tiempo”. Posponer hacer ejercicio muchas veces, más que por falta de ganas, es por pensar que tenemos que hacer más de 30 minutos o una hora, si no es como si no hiciésemos nada. Y nada más lejos de la realidad, incluso con realizar 10 minutos de actividad física con los ejercicios adecuados, podremos obtener beneficios.

Los estudios apuntan a que más que la cantidad de deporte que hacemos en una sesión, lo importante es la frecuencia e intensidad con que lo hacemos a lo largo de la semana, incluso si algún día hacemos poco tiempo. La idea es acostumbrar a nuestro cuerpo a hacer una actividad más intensa de lo normal con frecuencia. Por tanto, vale más hacer ejercicio 5 veces por semana 20 minutos cada día que hacer solo dos sesiones semanales de 50 minutos. Es lo que en entrenamiento se llama “principio de continuidad”.

Qué puedo hacer en tan solo 10 minutos

La gente se sorprendería de los beneficios saludables que podemos obtener con sesiones cortas. Aunque lo ideal es hacer sesiones mínimo de 20 minutos, hoy os vamos a proponer alguna rutina de tan solo 10 minutos, para esos días en los que o bien no tenemos tiempo de hacer ejercicio o las ganas nos abandonan:

  • Correr: 1 minuto corriendo ritmo fuerte + 1 minuto corriendo suave (x5 veces)
  • Musculación: circuito con ejercicios como flexiones, abdominales, sentadillas. 10 repeticiones cada ejercicio y 30 segundos de descanso entre serie y serie, así hasta completar los 10 minutos.
  • Jumping jacks + escalador: un minuto cada ejercicio, hasta completar los diez. Si no aguantamos todo el tiempo, podemos meter pausas de 30 segundos.
  • Estiramientos: mejorar la flexibilidad también es una forma de hacer ejercicio y mejorar la calidad de movimiento, además de un método preventivo para evitar lesiones.
  • Bicicleta: alternar un minuto a ritmo alto con pedaleo de más de 100 revoluciones por minuto, con un minuto de ritmo suave. Otra opción es subir y bajar una cuesta de 200-300 metros durante esos diez minutos.

Los beneficios de entrenar poco tiempo, pero de forma intensa

Como decimos, es menos importante la cantidad de tiempo que hacemos en una sesión que la cantidad de sesiones que hacemos en una semana. Si el tiempo del que disponemos un día para hacer ejercicio es poco, nos queda la opción de hacerlo de forma intensa. Es lo que se conoce como entrenamiento metabólico.

El ejercicio intenso pero de corta duración activa de forma efectiva el metabolismo y lo mantiene elevado durante unas horas. Digamos que no es solo lo que hemos hecho en esos diez minutos, sino los efectos que ese ejercicio tiene horas después.

Por eso, como decimos en el título, no dejes para mañana el ejercicio que puedas hacer hoy, por poco tiempo que sea. Que puedes hacer abdominales, perfecto, que puedes salir a correr 15 minutos, mejor que nada. Lo importante es darle esa frecuencia de estímulos a nuestros organismo.