Mejorar la resistencia aeróbica utilizando las máquinas del gimnasio

Cuando vamos al gimnasio y nuestro interés es mejorar la resistencia tenemos una amplia gama de máquinas aeróbicas donde elegir. El problema es que solemos encontrar nuestra favorita y siempre hacemos la misma. De vez en cuando conviene alternar las máquinas aeróbicas.

Miniatura

Hacer aeróbico en máquina significa realizar durante varios minutos el mismo gesto. Esto es algo a lo que el cuerpo se acostumbra y los músculos acaban por asimilar, por lo que llegaremos a una fase de meseta donde avanzar será difícil.

Para mejorar la resistencia aeróbica, la clave está en darle al cuerpo diferentes estímulos, cambiando de máquina aeróbica ya sea una cada día que entrenemos o varias en la misma sesión. Esto hace trabajar a diferentes músculos, de diferente manera e introduce variedad en el entrenamiento, justo la chispa que el cuerpo necesita para avanar.

Un ejemplo de rutina semanal para utilizar las máquinas aeróbicas

LUNES: cinta de correr
MARTES: descanso
MIÉRCOLES: elíptica
JUEVES: bicicleta estática
VIERNES: descanso
SÁBADO: remo
DOMINGO: descanso

Podemos hacer de 20 a 60 minutos de entrenamiento, dependiendo de nuetro nivel de condición física. Al igual, elegiremos el programa o la intensidad más acorde a nuestro nivel.

Un ejempo de rutina para un día de aróbico con máquinas

Cinta de correr: 10 minutos,
Bicicleta: 8 minutos,
Elíptica: 5 minutos,
Remo: 8 minutos,
Bici inclinada: 10 minutos.