¿Conoces el Aqua Zumba?

Si practicas acuagym, debes saber que estás pasado de moda. Ahora lo que nos llega de tierras lejanas es el Aqua Zumba.

Miniatura

A estas alturas ya sabrás lo que es el Zumba. A eso, le añades una piscina y a ti dentro y ¡voilà! Tienes el Aqua Zumba.

¿Qué es?

Zumba (para aquellos que por no pisar un gimnasio, cambiáis incluso de acera) es una clase dirigida que combina el fitness con bailes latinos. Puedes llegar a quemar muchas calorías, y es perfecta para reírte un rato de ti mismo mirándote al espejo, y de paso, perder un poquillo de grasa. Así pues, el Aqua Zumba es la nueva disciplina de esta marca comercial, que se practica en una piscina con el agua a la altura del pecho.

 

¿Cómo es una clase?

Igual que su hermana mayor, el Aqua Zumba se practica en clases de 45 minutos. Se trata de coreografías de música latina con ejercicios de fitness, cada una de ellas de un estilo diferente: merengue, salsa, cha cha chá… Sin embargo, debido a la resistencia que practica el agua en cada uno de nuestros movimientos, los pasos van a ser más exagerados y ralentizados, por lo que el ritmo en las clases de Aqua Zumba es un poco más lento. Pero, ¡no te creas que por eso vayas a trabajar menos!

 

¿Quién puede practicarlo?

Todo el mundo. No existe límite de edad ni de condición física (aunque si tienes algún problema físico, es mejor que siempre consultes antes con tu médico). Recién llegados al mundo del deporte ¿qué tal si nos ponemos el bañador?

Es una práctica con poco riesgo de lesiones, ya que aunque se trabaja todo el cuerpo, gracias al agua las rodillas, caderas y espalda sufren menos los impactos contra el suelo. Precisamente por esto, para aquellos que acabéis de salir de una lesión, el Aqua Zumba es vuestro deporte.

 

¿Qué saco yo con todo esto?

Mejor pregúntate ¿Qué no sacas? Si al final de este post te hemos convencido y acabas yendo a clase de Aqua Zumba notarás rápido sus beneficios:

-       Si no estás de mejor humor al acabar, es que has coincidido con tu ex en la clase.

-       Quema grasa y pierde peso gracias a la resistencia del agua ¡Y sin sensación de esfuerzo!

-       Tonifica tus músculos y mejora tu agilidad y flexibilidad.

-       Es una actividad cardiovascular, por lo que mejorarás tu circulación y todos los problemas que se le asocian (varices, la imperturbable celulitis…).

-       Aunque al principio sentirás que te ha abandonado, gracias a las coreografías, mejorarás tu coordinación.

 

Y para muestra, haz un click: