Cómo evitar las rozaduras cuando salimos a correr

Miniatura

Hay un factor muy importante que puede estropearnos el día de entrenamiento cuando salimos a correr, las rozaduras. El roce de la camiseta con zonas como los pectorales, axilas o cuello puede hacernos mucho daño, sobre todo si las prendas deportivas que utilizamos son nuevas.

Las zapatillas también pueden hacernos algún destrozo, sobre todo si son nuevas, por eso evitaremos el día de su estreno correr en exceso. Hasta que no las usemos de forma moderada un par de semanas, nuestros pies no se adaptarán a ellas.

En entrenamiento largos o pruebas como la media maratón, para evitar que nuestros pezones acaben en carne viva podemos poner un par de tiritas sobre ellos o un trozo de esparadrapo. También pensar qué camiseta vamos a utilizar, al igual que las zapatillas es importante llevar una camiseta y pantalón a los que ya estemos acostumbrados y sepamos donde nos pueden hacer rozaduras para así prevenirlas. Utilizar vaselina también nos puede ser de utilidad para evitar rozaduras.

Para zonas como los muslos, cuello o axilas, que con el roce también pueden resultar dolorosas, podemos aplicar un poco de vaselina antes de correr, así al estar la zona lubricado se minimizarán daños. Es importante conocernos y saber qué zonas sufren más cuando salimos a correr para así prevenir. Va a ser en entrenos largos o pruebas de larga distancia cuando estas rozaduras harán su aparición, por eso hay que estar preparados.