Cinco hábitos que mejorarán tu salud

Son hábitos muy básicos, dedicados a aquellos que empiezan desde cero en esto de cuidar la salud. Y recuerda que lo más importante es la constancia y hacer de estos consejos un hábito diario.

Dormir 7-8 horas diarias

El descanso es un pilar fundamental en la salud. Mientras dormimos, se ponen en marcha los procesos de regeneración y recuperación del organismo. Es importante establecer una rutina de sueño, acostándonos más o menos a la misma hora y sin muchas distracciones en la cama.

Beber agua como medio de hidratación

Beber agua en las comidas es un primer paso para equilibrar nuestra dieta. Dejar atrás los refrescos, zumos azucarados o bebidas con alcohol suponen una mejora cualitativa de nuestra dieta. El agua debe suponer el 90% de nuestra hidratación.

Hacer 30-60 minutos diarios de ejercicio

Esto lo sabemos todos, lo difícil es cumplirlo y planificarlo. No te cierres en un solo deporte (correr o nadar), practica varios y sobre todo, practica aquel que te guste más y no te aburra. Si es en compañía, mejor que mejor, así tu fuerza de voluntad se verá reforzada.

Sustituye los dulces por fruta

Los alimentos azucarados y con gran densidad energética como son los dulces, muchas veces se toman como snack pero nos están aportando un exceso de calorías. Cambia esos dulces por fruta, que te van a proporcionar fibra, vitaminas, minerales y calmar la sensación de apetito.

Más andar y menos coche

Un hábito relacionado con el ejercicio físico, pero esto no cuenta para los 30 minutos diarios. Dejar de lado el coche para trayectos cortos y andar, significa no solo quemar más calorías, sino tonificar los músculos de las piernas y mejorar la capacidad aeróbica. Todo lo que sea no estar sentado o parado y movernos irá en nuestro beneficio. Aquí también podemos aplicar aquello de subir escaleras y olvidarnos del ascensor.