Aprende a utilizar la máquina de remo

Hacer remo es un ejercicio muy completo ya que se implican tanto a músculos del miembro superior como del inferior. Como en todos los ejercicios, nunca vienen mal una serie de recomendaciones generales para evitar lesiones y aumentar la eficacia del ejercicio:

- Antes de comenzar asegúrate que el talón está cómodamente apoyado en la base del pedal y ajusta convenientemente las correas. No hagas el ejercicio descalzo, por higiene y por seguridad.

- Si eres principiante pon la resistencia más baja y preocúpate de hacer bien el movimiento del ejercicio en tus primeras sesiones. Poco a poco ve aumentando la intensidad conforme pasan los días.

- La posición de la espalda debe de ser recta, con las curvaturas fisiológicas normales. Serán tus caderas las que se flexionen y extiendan al realizar el movimiento.

- No lleves los codos a la altura de los hombros. Manten los codos cerca del torax al tirar de la polea, para ello procura no abrir demasiado las axilas. Así trabajarán tus hombros y no sobrecargarás otras zonas.

- Tira de la polea hasta que tus pulgares estén a la altura del estómago.

- No balancés el cuerpo hacia atrás para aplicar más fuerza.

- No extiendas totalmente las piernas, las hiperextensiones repetidas pueden resentir tu rodilla.

- No realices este ejercicio si tu columna sufre algún tipo de afección o te notas la zona de la espalda contracturada.