¿Qué podemos comer después de un día de esquí?

Una correcta alimentación después de esquiar nos ayudará a recuperar antes. Las claves serán qué comer y cuándo.

Miniatura

Podemos optar por opciones simples como un bocadillo, donde tenemos los hidratos de carbono y las proteínas, o una tortilla. En definitiva, alimentos fáciles de transportar y de consumir después de esquiar.
Y, como os explicamos hace unos días, nos nos olvidemos de la hidratación al esquiar. Tras un día de esquí, también es importante que repongamos líquidos.
Un día de esquí nos deja con las reservas de energía vacías. Teniendo en cuenta que estamos haciendo un ejercicio vigoroso durante varias horas, al acabar la jornada de esquí nuestra alimentación debe ser óptima para reponer energías y facilitar la recuperación.

Debemos intentar que la dieta sea equilibrada y no falten los nutrientes principales: hidratos de carbono, grasas y proteínas. Y no solo después de esquiar, también, antes y durante el esquí.

¿Cuándo comer al acabar nuestro día de esquí?

Lo ideal es comer justo al acabar de esquiar, ya que el cuerpo es más receptivo a la hora de captar nutrientes y llenar las reservas de energías. Como la hora de cierre de pistas suele ser sobre las cinco de la tarde, después de bajar de las pistas y quitarnos el material podemos hacer una especie de merienda-cena, o una merienda consistente para, después, cenar.

¿Qué comer después de un día de esquí?

Podemos aunar un plato en el que los hidratos de carbono, proteínas y grasas estén juntos. Para ello, un plato de pasta puede ser una buena idea.

Si bajamos un poco destemplados y nos apatece un plato caliente, preparar una sopa o caldo caliente también puede venirnos muy bien. Una sopa con fideos y huevo es un plato muy completo, además de nutrirnos, nos hidrata. Para completar, podemos añadir algo de fruta como postre.

Si optamos por un primer plato tipo ensalada, al ser una preparación más escasa en calorías y macronutrientes, podemos optar por un segundo más fuerte a base de carne o pescado y guarnición de patatas.

¿Dónde comer tras un día de esquí?

Dentro de una estación de esquí solemos tener varias opciones para comer cuando acabamos de esquiar. Mi consejo es evitar los sitios de comida rápida. Aunque si solemos tener una alimentación equilibrada y no tenemos muchas más opciones, una vez al año no nos hará daño, pero este tipo de comida no tiene tanta calidad nutricional como para ayudar a reponernos del esfuerzo realizado al esquiar.

Otra opción es prepararnos nosotros la comida para después de esquí. Podemos optar por opciones simples como un bocadillo, donde tenemos los hidratos de carbono y las proteínas, o una tortilla. En definitiva, alimentos fáciles de transportar y de consumir después de esquiar.

Y, como os explicamos hace unos días, nos nos olvidemos de la hidratación al esquiar. Tras un día de esquí, también es importante que repongamos líquidos.