10 consejos para practicar deporte en verano

¿Puedo hacer deporte con las altas temperaturas veraniegas? ¿Cuáles son las mejores horas para practicar un deporte? ¿Qué debo comer para evitar una bajada de tensión? Seguro que muchos nos hemos hecho alguna vez estas preguntas cuando el sol primaveral ya empieza a recordarnos que el verano está cerca…

Miniatura

Beber para continuar: la regla número uno de la hidratación del deportista es beber agua aunque no se tenga sed, especialmente con las altas temperaturas, que es cuando el cuerpo pierde minerales y agua a través del sudor. Se recomienda beber un par de sorbos cada 5-10 minutos para mantener regulados los niveles hídricos.

Lejos del sol: para evitar insolaciones y los golpes de calor lo más recomendable es practicar deporte a primera hora de la mañana (hasta las 10.00h se puede soportar el calor) y a última de la tarde, a partir de las 21.00h lo que, además, seguro que nos permitirá disfrutar de un buen atardecer.

Dosis de agua fresca para el cuerpo: echarse agua por encima del cuerpo sirve para eliminar el calor de la piel sin perder el agua corporal.

Piel 100% protegida e hidratada: es importante utilizar protección solar no solo en verano sino durante todo el año. Debemos asegurarnos de que la crema protege UVA y UVB, y que tiene un SPF 20 o superior.

Alimentarse bien, pero ligeramente: en los meses de más calor debemos tomar de 4 a 5 ingestas diarias: desayuno, almuerzo de media mañana, comida, merienda y cena. Son recomendables alimentos ligeros especialmente entre 90 y 120 minutos antes de realizar una actividad física (cereales o fruta, por ejemplo), complementando la dieta con frutas frescas y verduras.

Evitar comidas copiosas: consejo que sirve tanto para antes como para después de hacer ejercicio físico. Es importante no tener la sensación de saciedad.

Aprovecha para practicar deporte acuático: ya que el tiempo acompaña, y que además son divertidos y hacen que aumente la adrenalina, puede ser un buen momento para lanzarnos a practicar ejercicios acuáticos: desde el esquí acuático, pasando por el surf, la vela o el rafting.

Ropa y calzado: lo ideal es que la ropa para hacer deporte en verano sea un poco holgada, de colores claros y preferiblemente de algodón, para absorber el sudor, o de tela transpirable para favorecer la pérdida de calor corporal.

Gorra y gafas de sol: estos objetos, además de ser un complemento fashion, son muy funcionales y ayudan a proteger del sol.

Descansar al menos 8 horas: aunque es recomendable dormir una media de 8 horas en cualquier época del año, en verano el cuerpo hace ejercicio y necesita por la noche recuperar fuerzas.