Hockey, interesante deporte para los niños

Hay deportes que, en un mismo país y según en la zona geográfica en la que uno se encuentra, pasan de ser minoritarios a ser casi los únicos que se practican. Eso es lo que le sucede al hockey, cuya práctica no sólo depende del arraigo que tenga a nivel cultural, sino que también depende de la modalidad ya que aunque todas se practiquen con “stick” cada una de ellas tiene su particularidad.

Miniatura

Ventajas que aporta la práctica del hockey

Es un deporte cardiosaludable, beneficioso para el sistema circulatorio y el corazón y que puede incluirse en un programa de pérdida de peso ya que su práctica requiere de una elevada intensidad. La resistencia y el rendimiento son dos cualidades que se van a beneficiar de su práctica.  En un mismo deporte se trabaja el tren superior y el inferior, por lo que se activan muchos grupos musculares diferentes (piernas, glúteos, brazos...) por lo que resulta muy completo. En aquellas modalidades en las que no se corre, sino que se patina, las articulaciones sufren menor impacto y, por tanto, quedan más protegidas de las cargas de la zancada.

¿Por qué el hockey es beneficioso para los niños?

Cualquier modalidad de hockey resultará muy recomendable para los más pequeños de la casa al ser un deporte de equipo que fomenta los valores positivos de compartir, disciplina y luchar por un objetivo común. Al formar parte de un equipo se aumenta la responsabilidad, ya que el grupo depende de todos y no sólo de una persona. Existen una serie de normas que hay que cumplir, es por ello que para edades muy tempranas el deporte de equipo es sólo un juego mientras que a medida que se va creciendo estas reglas hay que cumplirlas y se pasa entonces a competir. A nivel físico, además de adquirir un buen fondo físico ya que habrá que correr a lo largo y ancho de la cancha, obliga a ser muy hábil. El jugar con un stick, que no es una parte del cuerpo como pueden ser los brazos o las piernas, promueve la necesidad de desarrollar aun más la coordinación y el equilibrio ya de por sí necesarios, para poder driblar a los contrarios con la pelota o el disco (dependiendo de la modalidad practicada).

Mención especial requiere el hockey subacuático que difiere bastante del resto de modalidades mencionadas no en cuanto al objetivo (meter gol en portería contraria) sino en cuanto al espacio en el que se juega y las características y condiciones. En este caso es necesario ser un buen nadador y ser capaz de bucear en apnea por lo que no lo puede llegar a practicar cualquiera, sino deportistas que tengan las cualidades óptimas para ello.

Variantes del hockey

Hay modalidades que son muy conocidas como el hockey sobre patines, hielo o hierba y otras menos conocidas como el unihockey o elsubacuático, entre otras.

En el caso del hockey sobre ruedas o sobre hielo los patines son el calzado necesario, sea con cuchilla o con ruedas. Para el hockey hierba o el unihockey las zapatillas son las que cubren los pies mientras que en el subacuático las aletas ayudan al jugador a desplazarse por el fondo de la piscina.

Además de las diferencias en cuanto a calzado, la indumentaria de los jugadores de hockey hielo es muy aparatosa llevando además de protecciones, casco. Este estará presente también en el hockey sobre ruedas, aunque menos aparatosas.


Dra. Eva Ferrer Vidal-Barraquer – Especialista en Medicina del Deporte – Médico consultor de Advance Medical