El espacio personal en la relación de pareja

Pasar de lo individual a la pareja no debe significar perder tu propio espacio personal. Aprende a compaginar ambas facetas.

Espacio personal en la pareja

Muchas personas piensan que las verdaderas parejas deben hacerlo todo en común, y que la felicidad está en no separarse en ningún momento. Pero investigaciones recientes y la práctica psicoterapéutica demuestran que las parejas que no pasan todo el tiempo juntos son más felices.

Al principio de una relación, es normal querer pasar el mayor tiempo posible con la otra persona, pero con el tiempo, la relación debe evolucionar incrementando los espacios de desarrollo personal. La convivencia y los hijos convierten esta tarea en una misión prácticamente imposible de conseguir, pues resulta complicado encontrar momentos de privacidad o de compartir con otras personas ante las elevadas exigencias externas. Pero es de vital importancia para la salud de la relación que cada miembro de la pareja busque individualmente la forma de tener momentos de soledad, o al menos de disponer de espacios independientes de la familia.

¿Por qué es importante tener un espacio personal en la relación de pareja?

  • Mejora la autoestima: sentir que no podemos hacer nada sin la pareja y que tampoco disfrutamos sin ella puede acabar generando una dependencia emocional, en la que perdemos nuestra identidad, e impedimos nuestro crecimiento personal. Disfrutar de espacios propios haciendo cosas que nos gustan fortalece nuestra autoestima.
  • Construye una red de apoyo: si nuestro mundo gira exclusivamente en torno a la pareja, es probable que, si tiene que ausentarse por un tiempo, si la relación acaba, o por ley de vida tenemos que separarnos, pues es rarísimo que dos personas mueran al mismo tiempo, sintamos que lo hemos perdido todo, por no tener otros espacios donde refugiarnos. Disponer de una vida laboral, familiar, personal, social, etc. importante para la persona ayuda a mitigar la sensación de vacío y a mantener la esperanza.
  • Fortalece la relación: tener espacios personales es la única forma en que ambos pueden ver cubiertas sus necesidades. Y si no se está bien a nivel individual, es imposible tener una buena relación de pareja.
  • Protege de inapetencias: si no tenemos un espacio personal dentro de la relación, es posible que uno de los miembros, o los dos, termine haciendo cosas que no quiere o no le apetece por estar con la pareja.

¿Qué puede suceder si no existe este espacio personal?

Que aparezcan los conflictos por la tensión de sentir que no se puede hacer lo que se desea. Además, al dejar de hacer lo que nos identifica, dejaremos de ser nosotros mismo y acabaremos con una autoestima muy baja. 

¿Cómo le comunico a mi pareja que necesito un espacio personal?

Hay que evitar culpar o atacar a la pareja por la situación que nos preocupa: “no me dejas hacer cosas solo” o “me agobias”. Y aprender a expresar nuestras necesidades de forma asertiva: “me siento mal por haber abandonado a mis amigos, me gustaría tener un espacio propio”. Y negociar los espacios individuales y los compartidos para cultivar ambos por igual. Pues si le dedicamos más tiempo a nuestro espacio personal que al espacio común, perderemos poco a poco la intimidad y el cariño que nos unía.

Si después de hacérselo entender a nuestra pareja, continua sin respetar nuestras necesidades, nos chantajea o intenta hacernos sentir culpables por querer un espacio para nosotros solos, es posible que estemos sufriendo un maltrato psicológico. En este caso, lo recomendado sería acudir a un psicólogo para aprender formas más sanas de relacionarse.

Consejos para mantener tu espacio personal en una relación

  • Al iniciar una relación de pareja, no abandones aquello que a nivel individual antes te hacía feliz (ir al gimnasio, salir con amigos, pasear con la familia, leer un libro, etc.)
  • Aprende a decir “no” sin sentirte culpable. Tu pareja debe entender que a veces preferimos hacer cosas en compañía, y otras a solas.
  • Mantén una buena comunicación con tu pareja, en la que le puedas expresar cuáles son tus necesidades y temores a la hora de manejarte solo.
  • Apuesta por la calidad y no por la cantidad. Es mejor realizar actividades placenteras que os saquen de la rutina, que estar siempre al lado del otro discutiendo.
  • No controles todos los aspectos de su vida. Parte del crecimiento personal consiste en dejar que el otro decida por sí mismo.
  • Respeta su estilo y su singularidad. Sois personas diferentes y podéis opinar diferente en muchos aspectos de la vida.
  • Sé un apoyo constante. Ser amigos es una parte importante de ser pareja, pero no cualquier amigo, sino el mejor amigo, donde no exista espacio para las dudas.
  • No le expreses lo tristes que te quedas cada vez que sale de casa. Otra forma de expresar amor es ayudarle a disfrutar de la vida, aunque no siempre esté a tu lado.

  

Mireia Galán

Artículo de Mireia Galán

Psicóloga

Especialista en Psicología Clínica y Psicoterapeuta familiar y de pareja - Psicóloga consultora de Advance Medical

Más sobre Mireia >

Facebook Twitter

Comentarios