Beneficios para la salud de disfrutar de la naturaleza

En nuestra sociedad, el contacto con la naturaleza se ha convertido, en muchos casos, en algo anecdótico y excepcional. Vivimos en ciudades, caminamos sobre asfalto, trabajamos en oficinas y los niños juegan en parques infantiles sin vegetación o en casa.

Miniatura

En los últimos años múltiples estudios han revelado lo obvio: los beneficios de conectarse con la naturaleza. Gozar de un espacio natural diario tiene un efecto muy positivo sobre el estado de salud de los niños.

Consecuencias del “déficit de naturaleza”

Richard Louv etiquetó este nuevo paradigma como “trastorno por déficit de naturaleza”, argumentando que los hábitos de las familias en estas últimas décadas han cambiado drásticamente con consecuencias en la salud. 
Los niños pasan más tiempo delante de una pantalla que realizando actividad física al aire libre. Este cambio de hábitos, por ejemplo, junto a una alimentación cada vez más procesada, está disparando los índices de obesidad de muchos países.
La naturaleza tiene un impacto holístico en el desarrollo del niño, favoreciendo su desarrollo intelectual, físico y emocional.
Por otro lado, el nulo contacto con la naturaleza genera problemas como sobrepeso, estrés y estilos de vida poco respetuosos con el medio ambiente. 

Efectos positivos de los lugares verdes

En los estudios realizados se ha podido comprobar, por ejemplo, que tener un lugar verde cercano al domicilio o al colegio ayuda a los niños a relajarse y afrontar los eventos adversos o estresantes. Contemplar la naturaleza o gozar de unos campamentos de verano en la montaña, crea conciencia de respeto y cuidado por el medio ambiente.
El contacto frecuente de los niños con la naturaleza les ayuda a estar mejor con ellos mismos y con los demás. Al reducir sus niveles de estrés, aumenta su capacidad de afrontar las situaciones de la vida cotidiana e incrementa su bienestar. Además, la exposición a entornos naturales nos hace ser mejores, promoviendo estilos de vida sostenibles, aumentando el cuidado y sensibilidad a favor del medio ambiente. El estar y el ser mejores es la base de una sociedad mejor.
Favorecer en nuestras ciudades y colegios entornos verdes puede ser una solución para evocar los efectos beneficiosos del medio natural en nuestra sociedad.

Beneficios del contacto con la naturaleza

  • Favorece la creatividad y la resolución de problemas
  • Mejora la capacidad cognitiva y la concentración
  • Por lo tanto, mejora el rendimiento académico
  • Promueve hábitos saludables y la actividad física
  • Cultivar los alimentos que se van a consumir mejora la nutrición y motiva a los niños a aumentar el consumo de frutas y verduras
  • Menor incidencia de miopía en niños y adolescentes
  • Reduce el estrés y mejora el autocontrol
  • Mejora las relaciones sociales


Dra. Esther Martínez García - Especialista en Pediatría – Médico consultor de Advance Medical