Planes en familia para un día de lluvia o frío

El otoño e invierno trae días de lluvia y frío, y muchos planes que no te puedes perder. A pesar de los días lluviosos, hay muchos planes de los que podemos disfrutar.

Miniatura

Todo lo aparentemente malo, tiene siempre un lado positivo. Este es el caso de los días grises, nublados, lluviosos o ventoleros. Parece que tenemos que recluirnos en el sofá o en casa sin hacer nada. Nada más lejos de la realidad. Podemos hacer muchos planes en familia.

Hay cientos de planes en familia que se pueden practicar durante un día de lluvia o frío, dentro y fuera de casa, que no dejarán que nos aburramos ni un segundo. Además, es una gran oportunidad para acercarnos a nuestros hijos y conocerlos un poco mejor, al mismo tiempo que motivamos su creatividad e ingenio.

Actividades con niños para hacer en casa

  • La búsqueda del tesoro: si tenemos niños, un buen plan puede ser quedarse en casa y organizar juegos que entretengan y diviertan a los más pequeños. Se puede organizar una búsqueda del tesoro en la que participar toda la familia. Se esconden objetos por la casa y se traza un mapa con pistas que señalen dónde pueden buscar el tesoro. Además, para añadir interés al juego, se puede premiar al pequeño que antes lo encuentre.
  • Mímica: los juegos caseros también son aptos para los más mayores, es el caso de los juegos de mesa o de la mímica. Sin decir ni una sola palabra habrá que representar lo que les pidamos, ganará el que más acierte o el que mejor interprete su papel. Esto garantizará pasar un buen rato familiar y divertido que nos hará olvidarnos del mal tiempo.
  • Chefs caseros: nuestros hijos pueden convertirse en grandes ayudantes de cocina e incluso chefs. Solo necesitamos recetas infantiles para que ellos mismos se encarguen de toda la elaboración del plato. Existen recetas divertidas que pueden despertar nuestra imaginación y con las que comer disfrutando en familia.
  • Manualidades: un día de lluvia es perfecto para hacer manualidades. Con toda la tarde por delante podemos dedicar tiempo para conseguir elaborar manualidades fáciles y sencillas con los niños, e incluso retarles a superarse poco a poco incrementando la dificultad de la manualidad. De este modo también podremos participar con nuestros hijos y así integrar a toda la familia en una actividad colectiva.

Alternativas para un día de lluvia

  • Tarde de cine: que mejor momento que disfrutar de una buena película que un día de lluvia. Preparar la merienda y sentarse toda la familia y amigos para ver la película que más apetezca en ese momento es un plan perfecto. Además, una vez terminada la sesión de cine se puede comentar entre todos cuáles han sido sus percepciones sobre la misma, que sensaciones nos ha transmitido etc.
  • Mañana de museos: aprovechando la oferta de visitas guiadas en los museos de todas las ciudades españolas, es un recurso muy atractivo invertir una mañana en visitar las salas culturales que hasta este momento no nos habíamos parado a observar. Es también una forma de acercar la cultura a los más pequeños durante el fin de semana.
  • El arte, el teatro y el circo: podemos echarle un ojo a la agenda cultural de nuestra ciudad, y con un poco de suerte los días con mal tiempo coinciden con obras de teatro e incluso con espectáculos como bien puede ser el circo. A este último podemos acudir con los más pequeños haciéndoles olvidar los rayos y los truenos que rodeen la carpa. Además, si acudimos con coche, la lluvia solo será una excusa ya que apenas la podréis sentir.