Decoración de Navidad con niños

La Navidad es una de las épocas más esperadas por los niños. Poner el árbol y el belén, hacer la carta a Papa Noel y los Reyes Magos, los regalos, estar con la familia...

Miniatura

El árbol de Navidad es una de las decoraciones que no falta en ninguna casa en la que haya niños. Es el punto de encuentro en cualquier hogar, donde se abren los regalos navideños, se dejan los turrones y mazapanes para dar de comer a los renos y camellos... ¿Qué tal si aprovechamos y lo decoramos con objetos hechos por niños y mayores?

Bolas navideñas

Las bolas son el complemento más utilizado en el Árbol de Navidad. El problema de este objeto decorativo es que algunas son de cristal y pueden ser un peligro para los pequeños de la casa. Otras contienen brillantina y pequeños detalles no aptos para los más pequeños de la casa. Si queréis adornar vuestro árbol con bolas caseras, originales y sin peligro de romperlas, apuesta por unas hechas con hilo o lana, y veréis qué bien lo pasáis haciendo manualidades todos juntos.

Bolas hechas con hilo y globos

bolanavidad

Para hacer estas bolas necesitamos globos pequeños, cola blanca especial para tela, hilo grueso de colores (cualquier color quedará perfecto en vuestro árbol) y un poco de cuerda o cinta para atar la bola al árbol.

Los pasos son muy sencillos:

  • Infla un poco cada globo y anúdalos.
  • En un plato de plástico, disuelve cola blanca con un poco de agua.
  • Moja el hilo en el plato con la cola blanca y enróllalo alrededor del globo dando vueltas para que quede todo el globo cubierto por hilo.
  • Con ayuda de una esponja quita el exceso de cola del globo.
  • Deja secar los globos durante un día (podéis colgarlo del tendedor con pinzas sobre el nudo de los globos).
  • Una vez seco, pincha los globos con ayuda de una aguja. Cuanto retires todos los residuos de este material verás tu esfera navideña
  • Introduce la cuerda o cinta en el centro de la esfera para hacer su gancho y poder colgarlo en el árbol.

Foto: Papelisimo

Pulsikiss_Adornos navidad con capsulas nepresso

Campanas hechas con cápsulas de café

Podemos utilizar las cápsulas usadas de nuestra cafetera para hacer sencillas campanillas de colores. A la vez que reciclamos decoramos nuestro árbol navideño de una forma original y sencilla. Solamente necesitamos hacerle un pequeño agujero en la base de la cápsula y meter un trocito de cinta con un pequeño abalorio para que al moverla suene. ¿Qué os parecen estas opciones? ¡Son muy originales!


Árboles de Navidad

Árbol hecho con moldes de magdalena

En una pared lisa, vamos colocando de manera escalonada los moldes de las magdalenas dando la forma de un árbol de Navidad. En la punta colocamos una estrella decorativa y ya lo tendremos listo.

Árbol con palos de madera

Cogeremos unos cuantos troncos, y unos pocos adornos colgados con cordones, todos diferentes. Es un árbol de Navidad perfecto para una casa de estilo rústico, tal vez de montaña. Combina muy bien con muebles de ese estilo, hogueras, y techos de madera.

Árbol hecho con fieltro

Hacer este árbol de Navidad casero es súper fácil y a los peques les encantará jugar con él, cambiando de lugar los adornos o los regalos. Seguro que sabes que el fieltro es un material muy utilizado para hacer manualidades, y es que con él, podemos hacer todo lo que se nos ocurra, cómo un original árbol de Navidad, es muy sencillo y se hace rápidamente. Por ejemplo puedes colgarlo del propio árbol de Navidad, te quedará un adorno muy divertido.

idea-un-arbol-navidad-ninos-L-A3J2DQ¿Qué materiales necesito?

  • Fieltro verde
  • Hilo grueso de bordar verde más claro
  • Molde para hacer galletas en forma de árbol de Navidad
  • Botones de colores en forma de media bola
  • Relleno de cojines o en su defecto algodón
  • Aguja
  • Tijeras
  • Lápiz

Imagen: Paperblog


Adornos para puertas

corona-de-navidad-de-papel

Las coronas navideñas pueden ser utilizadas en el interior de nuestra casa, para un rincón especial, o en la puerta principal de nuestra casa, para recibir a todos nuestros invitados y difundir el espíritu navideño.

Os traemos esta sencilla corona de Navidad hecha con cartulinas. Solo necesitamos papel, cartulinas de colores, un poco de celo y una grapadora. Con ayuda de unas tijeras o con tijeras especiales con formas podemos ir recortando en forma de hoja, estrellas, incluso círculos que simulen las típicas bolas de Navidad.

Imagen: Pequeocio

Otra opciones para decorar nuestra puerta es con ayuda de pinzas de tender pintadas de verde, ideal para colgar notas o postales navideñas, incluso con corchos de botellas. ¡Hay muchas y sencillas variantes que podemos hacer en familia!


Portal de Belén

Portal de Belén con palitos de helado

La verdad es que para realizar este Belén con palitos de helado, es recomendable ir haciendo acopio para verano porque necesitaremos unos cuantos para poder hacer un Belén

curioso y original. Se utilizaran palitos para formar el portal de Belén y varios personajes pintados sobre los palitos. Rápido y sencillo.

Portal de Belén hecho con fieltro

portal-de-belén-de-fieltro-2

Este Belén de Navidad es precioso, y aunque no parezca, fácil de hacer: cortando todas las piezas con el molde que os podéis descargar, la tarea os resultará fácil. Lo primero que debemos hacer es descargarnos el patrón. Debéis imprimirlo en papel A4. Cuando tenemos todas las piezas cortadas, armamos cada imagen sobre la mesa.

Enhebramos la aguja con el hilo, y vamos cosiendo las piezas con punto festón. Comenzamos por las de más atrás, hasta terminar por las más superficiales. Cuando tenemos todo el frente de los muñecos listos, cosemos la parte trasera, dejando un espacio abierto para rellenar con la guata. Una vez relleno, terminamos la costura.

Materiales necesarios

  • Fieltro de varios colores
  • Tijeras
  • Hilo de bordar negro
  • Aguja
  • Guata

Imagen: Pequeocio


La Navidad es una época del año llena de ilusión y alegría para los más pequeños. Hacer de manera casera árboles de Navidad, Portales de Belén o decoración navideña, incentiva a los más pequeños la creatividad y la iniciativa. Es otra manera de entretenerlos y generar en ellos un saludable espíritu navideño.

Las calles se llenan de luces y colores. Las casas, de esperados regresos, y sus despensas, de dulces y licores. Los parques se llenan de ilusiones y canciones. Los colegios, de silencios. Unos se llenan el estómago. Otros, de fuerza para sonreír porque no se lo llenarán. Nuestras mentes se llenan de rostros que ya no están, pero nuestros corazones, de alegría por los que vendrán.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!