Correr con el carrito de bebé. ¡Se puede!

Correr con carritos de bebé se ha convertido en la nueva moda dentro del running. Madres y padres que solían practicar este deporte no tienen por qué dejar de hacerlo, ya que es posible correr empujando el carrito de nuestro bebé.

Miniatura

Correr con carritos de bebé se ha convertido en la nueva moda del running. ¡Deporte familiar!

Muchas veces el hecho de convertirnos en padres hace que perdamos algunos hábitos que antes seguíamos. Uno de ellos es el deporte. No hay razón para dejar de practicar aquello que hasta ahora nos encantaba, como puede ser correr. Además, es muy beneficioso tanto para padres como para niños hacer deporte juntos. Si tu hijo te ve correr desde pequeño y le haces partícipe de tu pasión, sin darte cuenta le estás inculcando hábitos saludables que seguro tendrán consecuencias positivas durante su madurez.

Eso sí, recuerda que no es recomendable correr con un recién nacido, ya que éste necesita paseos tranquilos. Es preferible esperar a que el bebé haya cumplido los 6 meses de edad.

¿Qué tipo de carrito debo utilizar para correr con mi bebé?

Hay que resaltar que no vale cualquier carro si vamos a correr distancias largas. Al igual que necesitas unas zapatillas especiales para hacer running, si vas a salir a correr con tu bebé es necesario que el carrito tenga unas características específicas que garanticen tu salud y la suya.

  1. La mejor estructura es la de triciclo, con dos ruedas traseras y una delantera que no sea fija para que se pueda girar con facilidad. Este tipo de cochecitos son más manejables.
  2. Las ruedas deben ser grandes. Debemos tener en cuenta que se tienen que adaptar a diferentes terrenos, y que vamos a ir a más velocidad que si vamos simplemente de paseo.
  3. Es esencial que no tenga dos agarres, sino un manillar único para que se pueda agarrar con una sola mano, para que puedas alternar y no tengas que estar apoyada/o todo el rato. Es muy útil que además disponga de un sistema de frenado de emergencia.
  4. Asimismo, para mayor seguridad del bebé, tiene que disponer de un arnés de sujeción especial.
  5. Si piensas salir a correr con lluvia o viento, no te olvides de comprar un protector para que el niño vaya totalmente protegido. Y si lleva elementos reflectantes, mucho mejor.

¿Cómo correr con un carrito de bebé?

Si acabas de ser madre, consulta con tu médico los ejercicios más recomendables en tu caso particular.

Antes de nada, si eres mujer y acabas de dar a luz, recuerda que durante las primeras semanas no es recomendable practicar ciertos ejercicios, como puede ser el running. Durante el post-parto es imprescindible recuperar el tono de tu suelo pélvico con ejercicios específicos. Es probable que durante el embarazo hayas abandonado algo tus hábitos deportivos, por lo que deberás recuperar tu condición física de forma gradual. Las primeras semanas puedes empezar haciendo ejercicio cardiovascular suave, caminando durante 15-20 minutos, pero de forma relajada. Aumenta la frecuencia a medida que pasen las semanas. A partir del primer mes puedes aumentar la velocidad de tus paseos. Tras las primeras 6-8 semanas puedes comenzar a correr de forma progresiva. Escucha a tu cuerpo y empieza entrenando dos veces por semana hasta que hayas recuperado tu condición física.

Si ya estáis preparados para salir a correr con vuestro hijo, aquí os dejamos unas pautas para correr empujando el carrito de bebé:

Lo primero de todo es ajustar el manillar a tu altura y correr cerca del carrito, no con los brazos demasiado extendidos. Mantén el equilibrio y no dejes caer el peso sobre el carrito, evitarás dolores de espalda. Los pies deben ir paralelos, sobre todo cuando subas pendientes. Y lo más importante, aunque seas un runner con experiencia, recuerda que nunca has corrido con un carrito, así que hazlo poco a poco como cuando empezaste a correr por primera vez.

Y por último, piensa también en tu bebé. Si ya come de todo, lleva contigo algo de comer para cuando hagas parones. Evita darles comida mientras corres para no provocar un atragantamiento. Aparte de llevar agua para ti, lleva contigo un biberón para darle de beber cuando hagáis alguna parada. Y lo más importante, mantenle entretenido. Llévale un juguete, háblale mientras corres o juega con él haciéndole ver que vais volando o que perseguís a alguien. Ten en cuenta que los niños no siempre quieren ir sentados en el carro, si no se siente a gusto, parad y jugad un ratito.

¿Se puede correr una carrera popular con carrito de bebé?

logodkv33Seguramente hayas visto en algunas carreras populares corredores que llevan consigo el carrito de bebé. Esto dependerá de la normativa de cada carrera, pero a día de hoy existen carreras especiales para correr en familia. Una de ellas es la que se celebra el próximo 6 de abril en Madrid, organizada por DKV Seguros. La DKV Run Baby Run es una oportunidad perfecta para disfrutar de una carrera con carritos de 2km que termina en el Parque Faunia de Madrid. Aparte de disfrutar de tu pasión, el running, podrás pasar un estupendo día en familia con numerosas actividades pensadas para los más pequeños.