¿Por qué tenemos pesadillas?

Todos hemos experimentado alguna vez una pesadilla horrible que nos hace despertar angustiados o con pensamientos dudosos de porqué hemos soñado eso o si ha ocurrido en realidad. Pero, ¿por qué tenemos pesadillas?

pesadillas

En Maldita Ciencia ya os hemos explicado por qué es normal que hayamos tenido sueños raros durante el confinamiento. Pero, independientemente de la pandemia, hay quienes tienen pesadillas a lo largo de su vida. Las pesadillas se producen durante las fases REM del sueño, que son las de sueño profundo, y corresponden a un fenómeno que se denomina parasomnias. Tenerlas de vez en cuando no debe ser motivo de alarma.

Ya hemos hablado en otros artículos sobre la importancia de seguir hábitos saludables para conciliar el sueño, así como la relación entre los ritmos circadianos y cómo la producción de melatonina nos ayuda a tener una buena calidad de sueño.

¿Qué son en realidad las pesadillas?

“Las parasomnias son trastornos de la conducta durante el sueño. Podríamos definirlo como una transición anómala entre el sueño y la vigilia”, cuenta a Maldita Ciencia Marta Naranjo, neurofisióloga del Hospital La Luz (Madrid).

Según explica, podemos tener dos tipos en función de la fase del sueño en la que se producen: las parasomnias REM (en el sueño REM, que representa el 25% del ciclo de sueño) y las parasomnias NREM (en el sueño no-REM, que supone alrededor del 75% del tiempo de sueño total y consta de fases de sueño progresivamente más profundo).

Nos habéis preguntado si poner hojas de repollo en los pechos sirve para evitar la mastitis. Se trata de un remedio tradicional bastante extendido, pero no hay evidencias científicas suficientes de que funcione.

Saber más >

Las pesadillas suelen corresponderse con las parasomnias en sueño REM. “A este grupo pertenecen también la parálisis del despertar (incapacidad para moverse durante un minuto o dos al comienzo o al final del sueño) o el trastorno de la conducta del sueño REM”, indica Naranjo.

Joselin Miranda, psicóloga del Colegio Oficial de Psicología de Madrid y del gabinete Center Psicología Clínica, explica a Maldita Ciencia que las pesadillas pueden ser habituales en la infancia y tienden a disminuir con la edad.

¿Cuándo aparecen las pesadillas?

A veces aparecen tras la vivencia de episodios traumáticos, según menciona Miranda y recoge un artículo publicado en la revista Journal of Sleep Research. En ese caso, “los sueños recurrentes con contenido relacionado al trauma se dan más fácilmente”. “Esto ocurre por ejemplo en el trastorno por estrés postraumático, aunque también puede ocurrir en episodios depresivos o en patologías del espectro de la esquizofrenia”, añade Miranda.

Aunque las pesadillas puedan darse frente a eventos traumáticos, diferentes expertos en trastornos del sueño también señalan en un artículo que pueden ser efectos secundarios de algunos medicamentos o desencadenarse con eventos estresantes cotidianos. Miranda menciona el embarazo, las rupturas amorosas, las pérdidas, los duelos, los cambios significantes en la vida o el estrés laboral.

Consejos para dormir mejor

¿Sobre qué se suelen tener pesadillas?

“Los temas más recurrentes son la falta de auxilio, agresiones, accidentes, aquellos relacionados con la muerte o conflictos personales”, cuenta Naranjo.

Aunque las pesadillas no se consideran una enfermedad, la experta indica que si su frecuencia es alta y llegan a interferir en la vida de la persona puede considerarse un trastorno del sueño. En este caso, es recomendable acudir a un especialista.

En general, para evitar tener pesadillas, Miranda recomienda fomentar una buena higiene del sueño. “Quitar estímulos luminosos como pantallas, ordenadores y móviles antes de ir a la cama, evitar alimentos pesados por la tarde-noche, así como alcohol y cafeína y reservar la cama para dormir o estar en pareja sin llevarse trabajo, informes o tareas que hacer en ella”, detalla.

Comentarios


También te puede gustar...

trastornos del sueño en niños
Trastorno del sueño: síndrome de piernas inquietas
Mastitis
Remedio para la mastitis
Duelo por separación
Duelo por separación. Cómo superar una ruptura