En Maldita Ciencia ya os hemos resuelto múltiples dudas sobre la menstruación. Por ejemplo, os hemos explicado por qué no hay evidencias de que la regla de mujeres que conviven termine sincronizándose, por qué a algunas personas la regla les causa más dolor (dismenorrea) que a otras o si es posible controlar la menstruación con la técnica del sangrado libre. Ahora nos habéis preguntado si la copa menstrual puede causar un prolapso. No hay evidencias de que sea así.

¿Qué es un prolapso?

Vamos a empezar por explicar qué es un prolapso uterino. “Como bien define la RAE, es la caída, el descenso o la salida de un órgano o de una estructura anatómica”, cuenta a Maldita Ciencia Pablo Tobías, especialista en Ginecología y Obstetricia en el Hospital Universitario Infanta Cristina.

Deporte

Maldita.es

Maldita

¿Son fiables los termómetros que miden la temperatura en la frente? 
Leer más

La ginecóloga Elena Ruiz Domingo indica a Maldita Ciencia que, dentro del campo de la ginecología, se prolapsan la vagina, el útero y órganos vecinos como la vejiga, la uretra, el intestino y el recto. “Los más comunes son los prolapsos uterinos, que se producen por descolgamiento del útero como consecuencia del debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico y de los tejidos de sostén”.

Existen diversos factores de riesgo para la aparición de estos prolapsos, que en su mayoría están relacionados con la debilidad del suelo pélvico. Así lo explica Tobías, que menciona que el riesgo aumenta progresivamente con los partos vaginales, la edad o un mayor índice de masa corporal.

¿Y las copas menstruales? ¿Podrían causar un prolapso?

A día de hoy no hay evidencias científicas que relacionen las copas menstruales con el riesgo de sufrir un prolapso. “Que yo sepa no hay ninguna bibliografía que publique la relación causal entre copa menstrual y prolapso”, cuenta a Maldita Ciencia Gloria Boal, vocal matrona del Consejo General de Enfermería.

Revision ginecologo

Considera que si la copa menstrual se extrae de forma correcta (apretando con fuerza en la base de la copa y extrayéndola de forma diagonal), no tiene por qué hacer descender a los órganos. “Aunque ante un prolapso ya existente, sobre todo si es muy pronunciado, quizá haya mayor dificultad para usarlas por el poco espacio que deje en la vagina para la colocación de la copa”, señala.

Beatriz Navarro Brazález, miembro del Grupo de Investigación de Fisioterapia en los Procesos de Salud de la Mujer (FPSM) de la Universidad de Alcalá y fisioterapeuta en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, cuenta a Maldita Ciencia que “para que la copa menstrual produjera el descenso de un órgano por la vagina tendría que ser capaz de lesionar los ligamentos y la musculatura que se encarga de su sostén”. “En la literatura no hay descrito ningún caso de prolapso de órganos pélvicos ocasionado por la copa menstrual”, confirma.

Una revisión de estudios científicos publicada en la revista The Lancet Public Health en 2019 concluye que “las copas menstruales son una opción segura para el manejo de la menstruación”. Mientras que un número pequeño de mujeres participantes en dichos estudios reportó complicaciones como dolor, heridas o erupciones cutáneas, ninguna informó de haber sufrido un prolapso.

Ponte en forma desde casa