Dolor de hombro

El dolor del hombro puede deberse a una alteración de la cintura escapular, o a una lesión a distancia con manifestaciones en esa zona.

Miniatura

Analizaremos en este artículo las diversas causas, tipos, formas y tratamiento para el dolor de hombro.

  1. ¿Qué es el dolor de hombro?
  2. Manifestaciones del dolor de hombro
  3. Actuación del médico ante un dolor de hombro
  4. Pruebas que se pueden solicitar ante un dolor de hombro
  5. Causas del dolor de hombro
  6. Tratamientos para el dolor de hombro

¿Qué es el dolor de hombro?

El hombro engloba la articulación glenohumeral, que es la especie de bisagra constituida por el hueso del húmero y por la paletilla. Pero el brazo lo mueven también otras articulaciones y músculos y ligamentos. Todo este grupo forma la cintura escapular. Así que el dolor del hombro vendrá motivado por una alteración de la cintura escapular, o puede derivarse de una lesión a distancia, por ejemplo, un infarto de miocardio, que se manifiesta en esta área del hombro.

Plan de ejercicio gratuito. ¡Clic aquí para descargarlo!

Manifestaciones del dolor de hombro

Tres tipos de dolores podemos encontrarnos en el hombro: mecánico, inflamatorio y dolor por lesiones a distancia.

Dolor mecánico

Se debe al mantenimiento continuado de ciertos movimientos o posiciones y mejora con el descanso del hombro. El dolor se puede sentir en la parte anterior del hombro o en la parte lateral. En estos casos suele responder a problemas en el manguito rotador, bíceps o en una inestabilidad del hombro. En cambio, cuanto el dolor afecta a la parte superior, es muy probable que se trate de una contractura muscular en el trapecio o de los músculos más profundos del cuello.

Dolor inflamatorio

Es mucho más molesto en la noche hasta el punto de que puede no dejarnos dormir, además de impedirnos mucho el movimiento. Es normal en infecciones y en la artritis, bien reumática o bien por gota o pseudogota, o sea, depósito de cristales en la articulación.

Dolor por lesiones a distancia

En este caso el dolor no es limitante de los movimientos, pero es un dolor que puede notarse hasta sobrepasar el codo, lo cual no ocurre con el que se origina en la cintura escapular. Se trata de una lesión de vísceras, como pulmón o corazón, llamándose entonces referido, o de una alteración neurológica, denominándose irradiado. Atrofia muscular, hormigueos y pérdida de fuerza pueden acompañar este dolor irradiado. El dolor a distancia es mucho más extraño que los dolores mecánicos o inflamatorios.

Actuación del médico ante un dolor de hombro

El médico preguntará por las enfermedades, operaciones, trabajo y deportes del paciente, cómo empezó el dolor, si por un golpe o no, etc. Después, se pasa a la fase de inspección en la que se explora la forma del hombro: hematomas, golpes, atrofia en la musculatura, deformidades, etc.

En la palpación, puede que la zona duela espontáneamente, pero no al tocarla, en cuyo caso puede deberse a un dolor referido

La siguiente fase es conocer la movilidad del hombro, tanto activa como pasiva, y del cuello. Así se observarán los grados de circunferencia, es decir, la capacidad del paciente de realizar un determinado movimiento.

Finalmente, hay ciertos test propios de la cintura escapular, como son:

  • Prueba de estabilidad glenohumeral: se obliga a articular el húmero con la paletilla, supuesto en el que puede parecer que el hombro se le “sal” al paciente si hay una inestabilidad
  • Tests de “impingement”: Es para medir si con el movimiento forzado se produce un rozamiento del manguito rotador con las paredes del estuche que contiene sus tendones. Esto se comprueba cuando el médico aplica resistencia al intento del paciente de separar el brazo del cuerpo, y el paciente tiene tanto dolor que para el movimiento. Se trata de un síntoma de rotura o de una tendinitis del tendón del músculo supraespinoso.

Pruebas que se pueden solicitar ante un dolor de hombro

  • Radiografía, para eliminar la posibilidad de tumoraciones, calcificaciones o fracturas
  • Ecografía: Sirve para detectar roturas de los tendones o músculos del hombro
  • Estudio electrofisiológico y el TAC, o la resonancia nuclear magnética de cervicales, cuando exista una posible lesión neurológica.
  • Análisis de sangre, electrocardiograma, ecocardiograma, TAC torácico-abdominal u otras pruebas ante la sospecha de lesión de vísceras.

Causas del dolor de hombro

Las siguientes causas provocan un dolor mecánico del hombro:

  • Tendinosis o rotura del manguito rotador
  • Capsulitis retráctil o también llamado hombro congelado: rigidez de la cápsula articular que hace difícil el movimiento
  • Omartrosis: artrosis de la articulación glenohumeral

Analizamos las siguientes:

Hombro doloroso por patología del manguito de los rotadores

En realidad es una tendinitis que se produce por usar el brazo en tareas repetitivas por encima del plano del hombro. Los deportes en los que puede producirse esta patología son el tenis, natación, el lanzamiento y el levantamiento de pesas. En actividades laborales como carpintería o conducción, también puede darse con habitualidad.

El manguito rotador está situado en el hombro y se compone de músculos y tendones, su función es ayudar al movimiento y estabilidad del hombro. Cuando en el manguito de los rotadores se  produce la tendinitis quiere decir que hay una irritación de estos tendones y una inflamación de la bursa, la capa lisa que cubre los mismos

Hombro doloroso de causa articular

La articulación principal del hombro es la glenohumeral, formada en su cara anterior por el tendón de la porción larga del bíceps y del músculo subescapular. Cuando hay una contractura de la cápsula articular glenohumeral, se produce un dolor y una restricción en el movimiento del hombro, lo que se conoce como capsulitis retráctil. Suele aparecer entre los 45 y los 65 años de edad. El dolor es más fuerte por la noche y cuando se mueve el brazo. Este problema puede ser idiopático o estar asociado a fenómenos como diabetes, accidente cerebro vascular, hipertioidismo o medicación antiepiléptica, entre otros.

Provocan dolor inflamatorio

  • Inflamación aguda causada por la acción de depósitos de microcristales en la articulación (hidroxiapatita, pirofosfato cálcico el cual provoca la condrocalcinosis).
  • Artritis reumática
  • Tendinitis bicipital

Hombro doloroso de origen tendomuscular (tendinitis bicipital)

Se produce por la inflamación del tendón del bíceps que causa dolor en la parte anterior del hombro.

  • En este caso, los pacientes se quejan de dolor en el hombro anterior, que se agrava con el levantamiento, empuje o estiramiento elevados. Una queja típica es dolor con actividad aérea o al levantar objetos pesados.
  • El dolor puede localizarse en una línea vertical a lo largo del húmero anterior, que empeora con el movimiento. A menudo, sin embargo, la ubicación del dolor es vaga y los síntomas pueden mejorar con el descanso.
  • La mayoría de los pacientes con tendinitis bicipital no han sufrido una lesión traumática aguda. Sin embargo, se han descrito rupturas parciales del tendón del bíceps traumático y pueden ocurrir en combinación con tendinitis subyacente. Las personas con ruptura de la cabeza larga del tendón del bíceps pueden informar una sensación repentina y dolorosa de estallido.

Provocan dolor a distancia

  • Radiculopatías cervicales a la altura de las vértebras 4ª y 5ª.
  • Lesiones del plexo braquial por compresiones o por inflamación, constituyendo en este caso el síndrome de Parsonnaje Turner (a veces se produce tras una infección vírica o una vacuna).
  • Lesión del nervio circunflejo, supraescapular, torácico largo
  • Infarto de miocardio
  • Lesiones pleurales
  • Cólicos biliares

GUÍA GRATUITA: hábitos saludables para ti. ¡Clic aquí!

Tratamientos para el dolor de hombro

El tratamiento debe depender de cada individuo, es decir, debe ser personalizado, dependiendo del origen del dolor.

Para tratar el dolor, se pueden recetar:

  • Antiálgicos puros, como el paracetamol
  • Antiálgicos con efecto antiinflamatorio, como la aspirina
  • Antiálgicos antiinflamatorios esteroideos, como la cortisona. Puede administrarse localmente o en otros casos, ser necesaria la aplicación intramuscular o en pastillas

Otro tratamiento acertado es la fisioterapia, centrada en masajes, ejercicios y corrientes.

Cuando el dolor no disminuye y es resistente al tratamiento, se puede valorar una solución quirúrgica, que será propicia en un buen número de casos.

Equipo medico DKV

Artículo revisado por Equipo médico DKV

Director médico de e-Salud y Comunicación

Los artículos elaborados por DKV Seguros han sido contrastados y aprobados por profesionales médicos de la compañía. Dr. Ferran L. Tognetta, Director médico de e-Salud y Comunicación, es el encargado de revisar la información médica que se publica en el blog Quiero Cuidarme DKV.

Más sobre Ferran Tognetta >

LinkedinTwitter

Comentarios