La salud empieza en los edificios: claves para vivir en un hogar sostenible y saludable

El 90% de nuestro tiempo lo pasamos en algún edificio, por lo que la gestión de los recursos y, también, su construcción y rehabilitación, tienen una repercusión directa no solamente en nuestra salud sino también en la salud del planeta

Miniatura

Pasamos entre el 90 y el 95% de nuestro tiempo en algún edificio: hogares, trabajo, lugares de ocio y cultura… Sin embargo, estos edificios se ubican en construcciones cuyas características (temperatura, humedad, iluminación, otros factores físicos y biológicos, confort, ergonomía…) pueden determinar nuestra salud. Por ello, es necesario aprender a hacerlos más saludables.

Los edificios, además, diseñan, conforman y modelan la ciudad, creando gran parte del hábitat urbano. A lo largo de su ciclo de vida (construcción, uso, mantenimiento, rehabilitación, demolición) consumen materiales, energía y recursos y producen residuos y emisiones, generando impactos en el medio ambiente. Así, por ejemplo, se calcula que los edificios consumen el 40% de la energía del mundo en su construcción, uso y mantenimiento.

Asimismo, la construcción y la edificación también inciden en la salud: esta actividad consume 1/6 de las reservas de agua, ¼ de la madera extraída y 2/5 partes del flujo material y energético mundial, además del % de los residuos de los vertederos tienen su origen en la industria de la construcción residencial y comercial (residuos de construcción y demolición). Ahora hay que dar el paso definitivo a su sostenibilidad con un menor uso de materiales y más ecológicos, ahorro y eficiencia energética y rehabilitación.

Las posibilidades de mejora y reducción de la huella ecológica son tan amplias que debemos plantearnos cómo hacerlos más sostenibles, fundamentalmente en el ámbito del ahorro y la eficiencia energética y la lucha frente al cambio climático, la reducción del uso de materiales y el ahorro de agua.

Consejos prácticos y estrategias para lograr edificios saludables y sostenibles es lo que se puede ver en el último Observatorio DKV de Salud y Medioambiente, titulado “Hogares saludables, edificios sostenibles”, tras abordar en ediciones anteriores temas tan críticos como la alimentación, la contaminación atmosférica, el ruido y la vida saludable. Descarga el documento

DKV presentó el Observatorio 2015 en Zaragoza y junto a ECODES, eligiendo como escenario la Torre DKV, la sede de la compañía en Zaragoza y un ejemplo perfecto de edificio sostenible y saludable. De hecho, este edificio ha obtenido recientemente la certificación LEED Gold en la reforma de interiores por su reciente rehabilitación.