Recupera el tono físico después de las vacaciones

Retoma tu rutina deportiva con motivación y sin riesgos, conoce los mejores consejos y como no perder el entusiasmo de los primeros días

Miniatura

Durante el mes de septiembre toca dejar atrás la vida tranquila de las vacaciones y es cuando nos damos cuenta que queremos volver a estar en forma. Después de las tardes en la terracita del chiringuito tomando alguna cerveza y comiendo tapas entre horas sin ejercitar el cuerpo es el momento de volver a darle marcha para emprender los últimos meses del año y recuperar el tono físico que teníamos.

Así que toca volver a la disciplina deportiva y mantener una rutina para que el cuerpo vuelva a estar en forma y se mantenga.

Cómo conseguirlo

Cumplir lo prometido a la vuelta de las vacaciones cuesta igual que las promesas que nos hacemos al inicio del año, así que para conseguirlo os explicamos algunos trucos que os ayudarán. Debemos fijarnos una meta, un simple “voy a hacer deporte” no sirve ya que no marca ningún objetivo. Lo que queremos conseguir tiene que seguir 3 reglas: ser realista, concreto y que se pueda hacer en un tiempo razonable. Pero además hay otros pequeños trucos que te servirán para motivarte y que el ejercicio haga su efecto.

  • La hora: Debes saber cuándo es el mejor momento del día para entrenar y marcarlo en tu agenda. Esto dependerá del ejercicio o deporte que decidas hacer. Si queremos potenciar la fuerza y la velocidad son mejores las tardes porque nuestro cuerpo tiene una mayor temperatura y el riego sanguíneo es más eficiente. Y si quieres aumentar la masa muscular debes entrenar antes de comer o cenar.
  • Planificar: No se debe entrenar todos los días de la semana, si estás empezando a hacer ejercicio otra vez es muy contraproducente. Lo ideal es hacer 3 sesiones a la semana para poco a poco ir aumentando la duración y la intensidad. Se recomienda no entrenar a diario para evitar lesiones de sobreesfuerzo y para poder tener una recuperación corporal adecuada.
  • Más sencillo: Cuando empiezas los ejercicios más simples son los que mejor funcionan. Si al comenzar queremos hacer ejercicios complejos seguramente nos agobiaremos porque los veremos muy complicados y los abandonemos dejando de lado la rutina que nos habíamos marcado.
  • Conoce los ejercicios: Para realizar correctamente el ejercicio, primero, deberías conocer la técnica y cómo hacerlo bien para que realmente funcione y haga el efecto deseado en el cuerpo.
  • Comunidad: Si te involucras en un grupo donde practican lo mismo que tu y tienes una buena relación con ellos, te será más motivador hacer ejercicio. Se comparten consejos, os auto-motiváis... e incluso existen redes sociales exclusivas para deportistas donde compartir los logros y preocupaciones con otras personas con los mismos gustos.
  • Apunta los logros: Para seguir con la motivación inicial es una buena idea llevar un registro de lo que vamos consiguiendo. De esta forma también sirve para superarte, mejorar y marcar nuevos objetivos una vez conseguidos los iniciales.

Aunque tengas mucha motivación no esperes, durante la primera semana de hacer ejercicio, recuperar todo lo que has perdido en los meses de verano. Recuerda que el entrenamiento tiene que ser progresivo, así que no te frustres. Además debes combinar ejercicios cardiovasculares con ejercicios de fuerza para eliminar la grasa que tengas acumulada y tonificar los músculos.

Y no te olvides que al empezar a realizar deporte otra vez, para que sea seguro sería conveniente que antes te hagas una prueba de esfuerzo y un reconocimiento deportivo. Así podrás saber la resistencia de tu cuerpo y conocer tu salud para entrenar sin problemas.