Hacer deporte con tu perro

Dicen que el perro es el mejor amigo del ser humano y, sin embargo, a veces no nos damos cuenta de ello ni de las posibilidades que nos ofrece a la hora de hacer deporte.

Deporte con tu perro

Las excusas más habituales que nos ponemos para no hacer ejercicio suelen ser “no me gusta ir solo/a al gimnasio” o “no encuentro nada que me guste realmente”.

Sin embargo, para aquellas personas con perros, estas excusas no son válidas, ya que tienen la solución en casa. Tu perro te acompañará de forma incondicional allá donde vayas y hacer deporte con tu perro es una opción que os mantendrá a ambos física y mentalmente activos, estableciendo un vínculo aún mayor.

Eso sí, no te vuelvas loco y salgas mañana a correr con tu perro cinco kilómetros si no lo has hecho antes.

Antes de hacer deporte con tu perro

Has de pensar en él como una persona (si tienes un perro esto ya lo haces), antes de afrontar cualquier actividad:

Ante todo, no hagas “deporte” con ellos si son cachorros, has de esperar a la finalización de su desarrollo motor; normalmente alrededor de un año.

Realiza un análisis médico previo en el veterinario para conocer su forma física: estado de huesos, músculos y órganos vitales.

¿Qué le gusta a tu perro?

¿Cuál es su juguete favorito?

¡Guía gratuita! Consejos para planificar tu semana con entrenamientos diarios

Deporte para hacer con tu perro

Las actividades más habituales son pasear, jugar, correr y/o hacer senderismo: salir de la rutina, el estrés del día a día o estar en contacto con la naturaleza es una de las mejores opciones para disfrutar de una actividad fácil y alcance de prácticamente cualquier perro.

Para disfrutar 100% de estas actividades, elige momentos relajados con el mínimo de estrés posible sin prisa por volver a casa; si no estás centrado totalmente en la actividad tu perro lo notará y no disfrutaréis de la misma forma.

A la hora de los juegos, recuerda que tu perro quiere “jugar contigo”, no solo es lanzarle la pelota y que te la traiga; también quiere que seas parte activa del juego.

Las actividades deportivas requieren un mínimo estado de forma no solo de nuestro perro sino también de nosotros mismos además de una dedicación específica ya que prácticamente hablamos de entrenar juntos:

  • Canicross: consiste en correr unido a tu perro por una cuerda y un arnés. Si no se tiene en cuenta la condición física de ambos, puede ser peligroso para cualquiera de los dos.
  • Agility: esta modalidad consiste en guiar a tu perro para que sea capaz de superar un circuito de obstáculos en el menor tiempo posible. La conexión que se genera entre ambos “desde mi punto de vista” es maravillosa ya que el trabajar junto a alguien por un mismo objetivo y conseguirlo, a nivel psicológico (felicidad) es uno de los mejores beneficios para los dos. Seguro que tienes un agility club cerca. ¡Búscalo!
  • Rollerjoring: consiste en ser transportado por tu perro unido por una cuerda y arnés teniendo en cuenta que tu desplazamiento lo realizarás sobre patines. Esta actividad requiere de mucho entrenamiento previo para poder realizarla con seguridad y hemos de tener muy presente el estado físico del perro ya que recae sobre él la mayor parte del esfuerzo. Imprescindible darles agua justo al acabar el trayecto.
  • Doga: realizar yoga junto a tu perro en casa, playa, parques… al igual que el resto de las actividades requiere de un trabajo previo ya que no saldrá a la primera, pero en este trayecto de conexión, seguro que disfrutáis de momentos inolvidables.
  • Natación: piensa que los beneficios que el agua tiene para el ser humano son iguales para tu perro, sobre todo si padece alguna patología. Eso sí, ¡no a todos los perros les gusta el agua!

Pautas para hacer deporte con tu perro

Ya hemos comentado que hemos de pensar en nuestro perro como un ser humano, por tanto:

  • ¡Calienta y estira su musculatura! antes y después de las actividades.
  • Adapta el ejercicio a su nivel físico previamente y después a ti.
  • Evoluciona las actividades de forma progresiva.
  • Primero debe realizar la actividad junto a ti y poco a poco separaros uno del otro para facilitar la socialización y evitar riesgos.
  • Asegúrate de la compañía con la cual realizáis la actividad o con la que os podéis encontrar; sino está a gusto con otros perros será un hándicap constante.
  • Nunca olvides la hidratación de tu perro.
  • Planifica zonas con sombra para los descansos.
  • Si no le apetece hacer deporte, no es una buena señal. ¡Llévalo al veterinario!

Plan de ejercicio gratuito. ¡Clic aquí para descargarlo!

Jesus Angel Aguilar

Artículo de Jesús Ángel Aguilar

Entrenador personal

Licenciado en Ciencias de la Actividad Física. Experto colaborador de Advance Medical

Más sobre Jesús Ángel >

Facebook Twitter

Comentarios