Geles deportivos, ¿cómo utilizarlos?

Los geles son el suplemento deportivo “estrella” para competiciones de larga distancia. Los hidratos de carbono simples son una de las ayudas ergonómicas más utilizadas y efectivas para mejorar el rendimiento deportivo.

geles-deportivos

Los geles deportivos son una fuente muy concentrada de hidratos de carbono, pudiendo alcanzar hasta el 70%, cantidad muy superior a la que aportan, por ejemplo, las bebidas isotónicas. Un déficit de glucosa produce una reducción de la intensidad deportiva, y el aporte de geles ayuda a mantener más elevados los niveles de glucosa en sangre, así como los niveles de glucógeno, conservando la intensidad durante más tiempo y aumentando así el rendimiento.

Características del gel deportivo

Los geles deportivos aportan entre 25 y 35 gramos de hidratos de carbono simple, lo que le otorga la característica de ser uno de los suplementos deportivos que más azucares aporta en menor volumen. Son muy fáciles de transportar y su textura gel hace que sean cómodos de consumir. Se encuentran de diferentes sabores, con mezcla de hidratos de carbono de absorción rápida y lenta, y además pueden llevar otros componentes como cafeína, electrolitos, etc. en función de las necesidades del deportista.

Como tomarlo

Dependiendo del tipo de deporte practicado y de la intensidad se recomienda ingerir entre 30-60 gramos de hidratos de carbono a la hora, siempre que se practique deporte de más de 60-70 minutos. Debe tomarse con agua, nunca con bebida isotónica, para no aumentar la osmolaridad. La concentración elevada de azúcar en el intestino “atrapa” mayores cantidades de líquido corporal provocando la salida hacia la luz intestinal de gran cantidad del líquido, lo que provoca diarrea. Por el mismo motivo, deben tomarse despacio, pues al tratarse de productos muy concentrados, si se ingieren de golpe puede provocar vómito, pues el estómago no lo tolera bien o nuevamente puede provocar diarrea al aumentar la osmolaridad.
Deben tomarse en pequeños tragos, de forma que no se consuman en menos de 10 minutos, para que los nutrientes pasen lentamente al aparato digestivo y se absorban de manera gradual. Como normal general un gel se consumirá con 300 a 500 cc de agua.

Existe una expresión dentro de la actividad física que nos dice: “las agujetas se quitan con más agujetas”.

Saber más >

No olvides…

Los geles siempre deben probarse en los entrenamientos. Cuando se practica deporte el sistema digestivo pasa a un segundo plano, la sangre se distribuye mayormente en los músculos para hacer llegar el oxígeno y los nutrientes, y es por ello que al sistema digestivo puede costarle más digerir determinados alimentos o bebidas que en condiciones de reposo se tolerarían más fácilmente. El organismo debe acostumbrarse, de igual modo que a los entrenos, a los alimentos o suplementos nuevos durante los entrenamientos. Es habitual que si nunca se ha comido o bebido mientras se hace ejercicio puedan aparezcan molestias como flato, retortijones… La alimentación y la hidratación también deben entrenarse. Nunca debe probarse el gel el mismo día de la competición.

Personalización

Pese a entrenar al organismo a tomar ciertos suplementos durante los entrenos, cada deportista tiene unas características concretas que le hacen diferente a otros deportistas, los geles no tienen por qué sentar bien, o bien no todos los geles sientan igual a todo el mundo. Es habitual tomar la misma marca que nuestros compañeros/as con los que entrenamos, pero si no sienta bien es interesante probar diferentes marcas hasta encontrar aquella que mejor sienta o mejor se asimila. Haber probado un gel no significa haber probado todas, las concentraciones entre diferentes hidratos de carbono pueden ser muy variables, por ejemplo, tanto en bebidas isotónicas como geles la combinación de 2-3/1 partes de hidratos de carbono de absorción rápida (glucosa, maltodextrina, etc.) / lentos (fructosa, etc.) es muy adecuada para mejorar la absorción llegando a absorber hasta 90 gramos a la hora cuando lo habitual son 60 gramos.

Las ayudas nutricionales que proporcionan los geles pueden mejorar o compensar los déficits causados por el esfuerzo intenso, siempre y cuando se tomen de manera adecuada tanto en la cantidad como en el momento óptimo de la ingesta y teniendo en cuenta que se ha de encontrar el más adecuado de manera individualizada.

Ejercicio en casa

Comentarios


También te puede gustar...

Miniatura
Cómo saber si un huevo está malo
aceite de oliva
Cocinar con aceite de oliva o de girasol
Inmunidad celular
Inmunidad celular frente a una reinfección por coronavirus