Entrenamiento funcional o con máquinas. ¿Qué es mejor?

El entrenamiento funcional se basa en ejecutar movimientos que implican el trabajo de varios grupos musculares a la vez: tren superior, inferior y core.

Miniatura

¿Qué es mejor, el entrenamiento funcional o con máquinas? Como dicen los gallegos, ¡depende! Existe un gran error alrededor del mundo del fitness (que también se puede aplicar a otros ámbitos) y es dejarnos llevar por las modas y/o en nuestro caso por la tendencia de entrenamiento que se lleve cabo en ese momento dando por hecho que lo realizado anteriormente no sirve de nada.  La realidad es que “todas las modalidades de entrenamiento son válidas” solo depende del objetivo que esa persona tenga a la hora de entrenar o las necesidades de salud que requiera: pérdida de peso, tonificar, hipertrofiar, mejorar alguna lesión, mejorar descompensaciones del cuerpo… En función de esto, deberás optar por una u otra modalidad de entrenamiento.

Entrenamiento en máquinas (analítico)

Tradicionalmente el entrenamiento en las salas de fitness se ha realizado y se realiza a través de dos modalidades:

  • Solo máquinas cardiovasculares: cintas, elípticas, bicicletas… a través de las cuales no solo conseguirás descender tu peso (porcentaje de masa grasa) sino también tu porcentaje de masa muscular, favoreciendo la flacidez muscular de tu cuerpo y por tanto la pérdida de fuerza. Es decir, a la larga te verás más fofo y te sentirás más débil.
  • Sólo máquinas guiadas (isotónicas) y/o peso libre (barras y mancuernas): levantamiento de peso por repeticiones, conseguirás mejorar tu fuerza y en caso de ser muy constante y programar muy bien tu entrenamiento tonificaras y/o hipertrofiaras tu musculatura, eso sí, tu nivel de resistencia descenderá y te cansarás más fácilmente con cualquier actividad que te requiera un mínimo de movimiento. Es decir, tu apariencia física mejorará, pero jugar con tus hijos, nietos, correr hacia la parada del autobús o simplemente subir y bajar escaleras pueden ser actividades con las que te canses fácilmente.

Entrenamiento funcional

Actualmente, los métodos de entrenamiento están influenciados por esta tendencia, la cual se basa en ejecutar movimientos mucho más globales con respecto al entrenamiento en máquinas (analítico) que implican el trabajo de varios grupos musculares al mismo tiempo tanto del tren inferior (piernas) como del tren superior (tronco y brazos) y que actúan también sobre la musculatura estabilizadora (core principalmente).

A diferencia del entrenamiento tradicional (máquinas), el cual se centra en un solo aspecto de la forma física (resistencia o fuerza), el entrenamiento funcional combina ambos ámbitos ya que debido a la implicación de varios grupos musculares y el uso de material con un determinado peso, hace que trabajes desde el ámbito cardiovascular y desde la fuerza.

En contraposición, hemos de advertir que si tu musculatura y tu técnica de ejecución no está trabajada de forma correcta previamente a nivel de fuerza puede provocar más fácilmente la posibilidad de lesionarte ya que la implicación muscular es mucho mayor y requiere por tanto un mayor control del cuerpo por parte del sujeto.

¿Qué entrenamiento necesita el cuerpo humano?

  • El ser humano necesita enfocar su entrenamiento desde dos ámbitos: el de la resistencia y el de la fuerza sin olvidarnos de la flexibilidad; y todo lo que no sea mantener un equilibrio entre ambos será un ERROR. Igual de malo es entrenar en el gimnasio solamente a base de máquinas (cardiovasculares o isotónicas) como solo con entrenamiento funcional olvidándote del trabajo de fuerza y técnica específica.
  • Has de tener presente que la cualidad más importante a trabajar para el ser humano es la fuerza ya que sin ella no podríamos realizar ninguna acción de nuestra vida y una rutina de máquinas mínimo tres veces por semana, nos garantiza un buen nivel de fuerza y la posibilidad de minimizar lesiones (caídas y/o accidentes)
  • Piensa en tu día a día y en las necesidades musculares que necesitas, eso te dará una pista de la musculatura y movimientos a trabajar. No es lo mismo si eres una persona que trabaja en la construcción que si estas en una oficina o has de cuidar de tu hijo de 2 años o algún familiar enfermo.

Conclusiones acerca del entrenamiento funcional

Ninguno de los dos entrenamientos es mejor que otro, sino que cumplen objetivos diferentes y la solución pasa por la combinación de ambos.

La solución ideal pasa por combinar un trabajo de previo de máquinas de la musculatura que nos interese desarrollar o mejorar y posteriormente hacer un entrenamiento funcional con la implicación de dicha musculatura.

De esta forma con las máquinas ganaremos fuerza para el desarrollo de nuestra vida diaria, descender la posibilidad de lesionarnos y nos preparará para soportar el entrenamiento funcional posterior, con el cual mejoraremos nuestro estado de forma.

Comentarios