Ejercicios isométricos, tensión muscular

El entrenamiento isométrico es una modalidad poco conocida para ponerse en forma. Solo necesitas tu cuerpo para realizarlo y cinco minutos. ¿Te apuntas?

Miniatura

Todos somos conscientes de que la práctica de ejercicio físico habitual nos ayuda a mantener nuestro organismo en forma y nos aporta tanto beneficios a nivel físico como mental. Hoy queremos que conozcas los ejercicios isométricos, una forma de cuidar nuestro cuerpo sin necesidad de salir de casa.

¿Qué son los ejercicios isométricos?

El entrenamiento isométrico se basa en ejercicios iguales a los realizados en otras modalidades de entrenamiento, como pueden ser flexiones, sentadillas, abdominales… con la diferencia isométrica de mantener el músculo en tensión durante un periodo que puede oscilar entre 6 y 10 segundos, a mitad del ejercicio.

El ejercicio isométrico se define como una forma especial de entrenamiento muscular y articular que no implica movimiento,  de ahí que “iso” signifique igual y “métrico” distancia, y  que consiste en llevar al músculo a un estado de tensión y mantenerlo durante varios segundos bajo esa presión para después relajarlo.  

Al tratarse de ejercicios convencionales, no es necesario ningún tipo de equipamiento específico para realizar esta modalidad de entrenamiento y el lugar para realizarlo puede ser cualquier estancia de tu casa con espacio suficiente para tumbarte.

Una de las excusas que más utilizamos para dejar de lado el ejercicio físico es la falta de tiempo para realizarlo. Con el ritmo de vida actual muchas personas ven reducido drásticamente el tiempo que tienen para dedicarlo a ellas mismas y el principal damnificado es la realización de ejercicio físico. Una de las ventajas del entrenamiento isométrico es que solo son necesarios 5 minutos para poder realizar una rutina diaria, y como te hemos informado anteriormente, no necesitarás ningún equipamiento especial ni desplazarte fuera de tu domicilio.

Como los músculos no son sometidos a fuerza ni a movimiento, este tipo de entrenamiento lo pueden realizar todo tipo de personas independientemente de su estado de forma y está altamente recomendado a personas que estén en proceso de recuperación de una lesión o aquellos que son proclives a sufrirlas.

Ventajas y beneficios de los ejercicios isométricos

Las principales ventajas y beneficios de incorporar una rutina de entrenamiento isométrico a tu actividad diaria son los siguientes:

  • Mínimo riesgo de lesiones; como te hemos mencionado en el párrafo anterior, este tipo de ejercicios físicos no requieren ningún tipo de movimiento o impacto en las articulaciones con lo que el riesgo de sufrir cualquier clase de lesión se reduce. Por esto éste entrenamiento está recomendado para aquellas personas que practican actividades físicas que conllevan un gran impacto en articulaciones como en músculos, como pueden ser los corredores de montaña.
  • Fortalecimiento de los músculos; la tensión mantenida durante breves periodos de tiempo sobre un determinado grupo de músculos ayuda a aumentar la resistencia y la eficiencia de tu cuerpo. Además como trabajas unos músculos específicos, este entrenamiento es muy selectivo y puedes decidir perfectamente el grupo muscular en el que más quieres incidir.
  • Como también hemos mencionado a lo largo del artículo, este tipo de ejercicios no te robarán mucho tiempo ya que no requieren muchas repeticiones y cada una de ellas es muy corta. Aproximadamente se puede organizar una rutina de ejercicios isométricos de tan sólo 5 minutos.
  • No necesitas material complementario. El punto fuerte del entrenamiento isométrico es el mantenimiento de la tensión en el músculo, con lo que no requieres ningún accesorio específico. Esto puede ser uno de los principales motivos por lo que este tipo de preparación física no tiene tanta publicidad como otras, ya que no se nos puede “vender” nada.

Ahora que conoces más a fondo el entrenamiento isométrico, el siguiente paso es ponerlo en práctica y comprobar los beneficios y resultados que estos ejercicios físicos te aportan.