Que la polución del aire es mala para la salud es algo que todos sabemos. Pero, ¿cómo afecta la contaminación a los deportistas? ¿Es más perjudicial que en el caso de las personas sedentarias? ¿O tiene un efecto menor al tratarse de deportistas y personas activas? Sigue leyendo y te contamos todo lo que tienes que saber al respecto.

¿Qué es la contaminación del aire?

Hablamos de polución o contaminación atmosférica para referirnos a la presencia de sustancias o partículas en suspensión en el aire que son dañinas para la salud. Estas sustancias proceden de diferentes actividades humanas (principalmente derivadas de la quema de combustibles fósiles) y, precisamente por ello, su presencia suele ser mayor en las ciudades y zonas con un tráfico rodado elevado.

Las sustancias contaminantes presentes en el aire pueden variar según el lugar y las actividades que se realicen. Algunas de las más frecuentes son las siguientes:

  • Óxidos de nitrógeno (NOx)
  • Dióxido de nitrógeno (NO2)
  • Dióxido de azufre (SO2)
  • Partículas materiales de tamaño inferior a 10 micras (PM10)
  • Partículas materiales de tamaño inferior a 2,5 micras (PM2.5)
Deporte

Javier Picañol Párraga

En esta entrada analizaremos sus beneficios sobre la musculatura que involucra y todo lo que deberías saber de cara a la realización de la postura de yoga cuervo.
Leer más

Efectos de la contaminación en la salud humana

Respirar aire contaminado empeora el estado de salud de personas con enfermedades respiratorias crónicas. Por ejemplo, asma, EPOC o pacientes con fibrosis pulmonar. Es muy habitual que estas personas necesiten adaptar su medicación cuando acuden a lugares contaminados, así como cuando se producen aumentos significativos de sustancias contaminantes en el aire de sus zonas de residencia.

Además, también se ha comprobado que existe una relación directa entre los ingresos hospitalarios de pacientes con enfermedades respiratorias crónicas y los episodios de alta contaminación. Durante los días de mayor contaminación aumentan los ingresos hospitalarios relacionados con problemas respiratorios, así como también las defunciones vinculadas a este tipo de patologías.

Por otro lado, en el caso de personas sanas sin enfermedades respiratorias previas, estas tienden a experimentar molestias como picor en los ojos y las vías respiratorias. Además, las personas sanas que están expuestas a altos niveles de contaminación atmosférica son más propensas a desarrollar enfermedades como alergias, asma e infecciones respiratorias, entre otras.

Todo ello, contribuye a un deterioro importante tanto de la salud como de la calidad de vida de las personas expuestas a altos niveles de contaminación, tanto si hablamos de personas deportistas y con una vida activa como de personas sedentarias.

¿Cómo afecta la contaminación a los deportistas?

Hay que tener en cuenta que una vida activa favorece una buena salud en todos los sentidos. La práctica diaria de ejercicio reduce los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares, mejora nuestro sistema inmunológico y contribuye a disfrutar de una mayor salud en general. Con esta base, cabría pensar que la contaminación afecta menos a los deportistas que a las personas sedentarias. Sin embargo, la realidad es diferente.

Es cierto que las personas activas cuentan con un sistema inmunológico y salud general que están más preparados para enfrentarse a las agresiones externas, como por ejemplo la contaminación. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchos deportistas están más expuestos a la contaminación que las personas sedentarias.

¿Por qué? Porque al practicar deporte aumenta el flujo de aire respirado y, con él, la cantidad de partículas contaminantes respiradas. En otras palabras, al respirar más cantidad de aire, también se respira mayor cantidad de agentes contaminantes suspendidos en la atmósfera. Por ello, a pesar de su mejor condición física, la contaminación tiene un efecto especialmente negativo en los deportistas, ya que su demanda de oxígeno les hace respirar mayor cantidad de aire durante la práctica deportiva en comparación con una persona sedentaria.

Guía gratuita
contaminación atmosférica en europa
¿Cómo la contaminación del aire afecta a nuestra salud?

Descubre en esta guía cómo ha evolucionado la contaminación atmosférica, cuales son los efectos en nuestra salud y algunas acciones para mejorar la calidad del aire en nuestras ciudades.

Recomendaciones para hacer ejercicio con contaminación

Ahora que sabemos cómo afecta la contaminación a los deportistas, cabe preguntarse qué se puede hacer al respecto. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, tanto si se es deportista como si no, lo mejor será evitar o reducir la exposición a la contaminación en la medida de lo posible.

Sin embargo, especialmente en el caso de aquellas personas que viven en grandes ciudades, esto no siempre es posible. Por ello, es importante adoptar una serie de hábitos que ayuden a minimizar los efectos de la contaminación en la práctica deportiva.

Algunos de los más recomendables son los siguientes:

Informarse de la calidad del aire

Una de las recomendaciones más importantes que se deben seguir para minimizar la exposición a la contaminación es informarse de los niveles de polución ambiental. Actualmente, la calidad del aire se monitoriza de forma constante tanto en grandes ciudades como en núcleos de población más pequeños. Además, existen multitud de aplicaciones de teléfono móvil que nos informan sobre la calidad del aire igual que se hace con la información meteorológica. De esta forma, se puede saber si es buena idea salir a correr o a hacer deporte o si, por el contrario, es mejor dejarlo para más adelante.

Escoger las horas de menor contaminación

Aunque la contaminación varía por muchos factores (días laborables, vacaciones, época del año, climatología, etc.), generalmente hay horas de menor contaminación que otras. En este sentido, lo más recomendable es practicar deporte por la mañana, ya que por la noche los niveles de contaminación atmosférica tienden a descender al reducirse el tráfico rodado durante las horas de descanso.

Buscar zonas naturales

Los espacios verdes y zonas naturales están menos contaminadas que los núcleos urbanos y las carreteras. Aunque no siempre se pueda, en la medida de lo posible, es más aconsejable escoger estos espacios para la práctica deportiva que hacerlo en zonas urbanas o con un elevado tráfico rodado. Salir al campo el fin de semana puede ser una buena alternativa al entrenamiento urbano..

Guía gratuita
Estiramientos en casa
Ponte en forma desde casa

Planning de entrenamiento para hacer ejercicio desde casa con poco equipamiento y tiempo. Te explicamos el paso a paso de los principales ejercicios para fortalecer todo tu cuerpo

Practicar deporte en lugares cerrados

Aunque la práctica del deporte al aire libre suele ser más placentera y entretenida, hay que valorar la posibilidad de entrenar en un lugar cerrado cuando las condiciones atmosféricas respecto a la contaminación no sean las adecuadas, ya sean en un centro deportivo o en nuestra propia casa con una rutina de ejercicios. Los gimnasios y centros deportivos ofrecen una gran variedad de opciones tanto para deportistas profesionales como aficionados. Adaptar la rutina de entrenamiento según las condiciones atmosféricas ayuda a reducir la sobreexposición a la contaminación propia de los espacios abiertos en grandes ciudades, por lo que es una opción que conviene tener en cuenta.

Quizás algún día la contaminación termine siendo cosa del pasado. Hasta que ese día llegue, lo mejor que se puede hacer es planificar los entrenamientos para minimizar al máximo sus efectos y, especialmente, reducir al máximo posible la sobreexposición en los momentos de mayor peligro para la salud.

Nueva llamada a la acción