Cómo adelgazar en pareja

Cuando las parejas trabajan juntas para adelgazar, el potencial de éxito es mayor que si cada uno lo hiciera por separado.

Miniatura

¿Por qué es más fácil adelgazar en pareja que solo?

Podemos decir que la familia que adelgaza unida tiene mayores opciones de perder peso. Eso se relaciona con la mayor motivación y una menor tasa de abandono cuando se intenta comer menos y hacer ejercicio para perder peso o adquirir hábitos más saludables.

Es muy complicado hacer dieta solo dentro de una familia, porque siempre habrá más “trampas” por la casa para saltarnos la dieta o buscar excusas para no hacer ejercicio. El entorno obeso génico se reduce mucho cuando varios miembros de una familia deciden adelgazar: compras más saludables, horarias más adaptados al ejercicio, comer menos cantidades…

Si tu intención es perder peso, no dudes en involucrar a la mayor parte de tu familia, hacer las cosas en grupo siempre tienen mayor tasa de éxito. Uno supone un punto de apoyo para otro y el compromiso para conseguir objetivos se hacer mayor.

Consejos para adelgazar en pareja

Con estos sencillos consejos, podrás bajar de peso junto a tu pareja. La planificación para adelgazar juntos es sinónimo de compromiso mutuo donde las dos partes de la pareja tienen la responsabilidad de incentivar al otro y motivarle para que cumpla con su propósito.

  1. Lo primero que debemos hacer es escribir los objetivos y metas de cada uno y hacer un seguimiento diario o semanal (como el peso, tallas de ropa, porcentaje de grasa corporal, etc.).
  2. Ayudaros mutuamente a cumplir vuestros objetivos. El apoyo es esencial, por ello deberemos evitar compararnos con nuestra pareja ya que nuestros objetivos son distintos. Un primer paso sería plantear cual va a ser la estrategia para que el trabajo en equipo sea un éxito.
  3. Una vez os hayáis decidido por cambiar vuestros hábitos alimenticios, eliminad de vuestra despensa aquellos alimentos que no sean saludables y haced una lista de la compra conjunta con los alimentos que están permitidos en vuestra nueva “vida sana”. Es recomendable salir a comprar juntos para no caer en la tentación y no comprar más de la cuenta.
  4. Desayunad siempre juntos para aseguraros los nutrientes esenciales en la comida más importante del día, y así evitar que ninguno de los dos picotee entre horas.
  5. Planificar con antelación el menú semanal nos asegurará una dieta variada y además evitará que nos saltemos la dieta. Además, juntos podréis preparar recetas saludables y no desperdiciareis alimentos.
  6. La alimentación es la clave pero no servirá de nada si no practicáis ejercicio. Escoged un horario que os venga bien a ambos para hacer deporte juntos, ya sea salir a correr por las mañanas, caminar juntos después del trabajo o acudir al gimnasio 3-4 veces por semana.
  7. La vida saludable no solo consiste en hacer deporte y comer saludable, sino que también podemos darnos algún capricho para no agobiarnos y acabar abandonando nuestra dieta. ¿Por qué no escribir premios o antojos para premiaros una vez a la semana? Esto ayudará a mantenernos motivados y pensar que, con esfuerzo, a final de semana conseguiremos comer lo que más nos apetece.

Por tanto, si has decidido adelgazar, además de seguir unos buenos consejos para perder peso de forma saludable, implica a todos los miembros que puedas de tu familia, ya que habrá más probabilidades de que consigas tu objetivo.