Si bien es cierto que el teletrabajo se ha instaurado de manera generalizada en todas aquellas empresas en la que sus trabajadores pueden realizar su labor desde sus domicilios, no quita de que sean muchas compañías las que estén intentando volver a cierta normalidad abriendo sus oficinas siguiendo un preciso protocolo COVID para empresas con el fin de evitar en lo posible el contagio de sus trabajadores. 

Protocolo en el lugar de trabajo

En el momento actual el factor más importante para poder controlar la epidemia del coronavirus es el cumplimiento estricto de las medidas de protección tanto de manera individual como colectiva, con el fin de poder detectar aquellos posibles casos de contagio y tomar las medidas oportunas para evitar la propagación del virus. 

Consejos antes de salir de casa al trabajo

En primer lugar, se recomiendan una serie de actitudes responsables que deben tomar todos los trabajadores de manera individual si pretenden reincorporarse de manera presencial a sus puestos de trabajo. 

  • Si presentas cualquier síntoma que pueda estar asociada al COVID-19 como puede ser fiebre, tos, dificultad para respirar, etc… No debes acudir al trabajo y deberás ponerte en contacto a través de los teléfonos de atención COVID-19 que los ciudadanos tienen a su disposición o avisar a tu centro de salud para poder seguir sus instrucciones. Permanecerás en tu domicilio hasta obtener las pruebas necesarias que aseguren que no eres un riesgo para tu salud o para la que te rodean.
  • Si has tenido un contacto estrecho, durante más de 15 minutos y a una distancia de menos de dos metros, con personas que han resultado positivas tras una prueba COVID-19 o que presentan síntomas compatibles con ello, tampoco deberás acudir a tu trabajo. En estos casos si tienes la posibilidad de teletrabajar será la opción recomendable, en el caso de que esta opción no sea factible, tendrás que ponerse en contacto con tu médico para que te acredite que debes permanecer en una situación de aislamiento a efectos laborales y se considerará una situación equivalente a un accidente de trabajo para la prestación económica de incapacidad laboral. 

¡GUÍA GRATUITA!: Seguridad, salud y confort en tu trabajo

Medidas de seguridad higiénica en los desplazamientos al trabajo

Si después de llevar a cabo un autodiagnóstico comprobamos que no presentamos ningún tipo de sintomatología que puede llevarnos a pensar que podemos estar bajo los efectos del COVID-19 y decidimos ir a trabajar de manera presencial a nuestro lugar de trabajo habitual, deberemos seguir el siguiente protocolo de actuación

  • Priorizaremos el uso del transporte privado, garantizando así la distancia interpersonal de dos metros. Si Nos desplazamos más de una persona en el vehículo, se deberá en la medida posible, mantener la distancia de seguridad por lo que, en el caso de viajar acompañado, cada persona ocupará una fila de asientos del vehículo. 
  • Si vas a trabajar andando, en bici o moto, mantén la distancia de seguridad en todo momento y es obligatorio en el caso de los peatones, el uso de mascarilla. 
  • Si no tienes otra opción y debes utilizar el transporte público, mantén la distancia de seguridad, en los autobuses públicos, el conductor velará para que esta medida se cumpla. Es obligatorio el uso de mascarillas. 

Protocolo en el lugar de trabajo

Por último y una vez que hayamos llegado a nuestro lugar de trabajo, el protocolo COVID-19 a cumplir, a expensas de que cada compañía lo adecue a sus necesidades, será el siguiente: 

  • Todas las tareas y procesos de la compañía se deberán planificar teniendo en cuenta el distanciamiento interpersonal de dos metros, tanto a la entrada y salida de los trabajadores como al tiempo que permanecerán en el edificio. 
  • Se asegurará que la distancia de seguridad se respeta en las zonas comunes y se evitarán en lo posible las aglomeraciones. 
  • Para cumplir el apartado anterior, se priorizará la puesta en marcha de aquellas actividades que no requieren de una aglomeración para su realización, dejando estás para el último lugar. 
  • Tanto la entrada, como la salida del trabajo se deberá hacer de manera escalonada por turnos para evitar aglomeraciones o colapso en los accesos. 
  • En las actividades que precisen de un contacto directo con el público, se tomarán medidas que limiten el riesgo de contagio a los trabajadores, como puede ser la implementación de pantallas traslucidas entre el operario y el cliente que eviten el contacto directo. 
  • En los establecimientos abiertos al público, además de tomar las medidas mencionadas con anterioridad, deberán: 
    • Limitación de aforo máximo, implementando si es preciso, mecanismos de control de acceso. 
      Todo el público, incluso el que espera en el exterior, deberá guardar la distancia interpersonal de dos metros. 
    • La empresa deberá suministrar a los trabajadores equipos de protección en los casos que no se pueda mantener las medidas de distanciamiento y prevención. 
    • La empresa facilitará geles hidroalcohólicos en la entrada para el uso obligatorio para todo el personal que acceda y el uso de la mascarilla en el interior será de obligado uso. 
  • Como medida general, las empresas deberán facilitar el teletrabajo a todo su personal y el uso de las nuevas tecnologías para realizar reuniones a distancia. 
  • No será necesario el uso de la mascarilla en tu lugar de trabajo siempre y cuando puedas mantener la distancia de seguridad. Por el contrario, será obligatorio su uso en las zonas comunes y en todo desplazamiento dentro del edificio. 

Todo este protocolo tiene su fundamento en la responsabilidad individual de cada trabajador para cumplir las normas establecidas tanto por la compañía a la que pertenece como por las autoridades sanitarias. 

Teletrabajo saludable