En esta pandemia los niños han sido los protagonistas de múltiples bulos y desinformaciones relacionados con la COVID-19 que se han viralizado en redes sociales. Por ejemplo, no es cierto que Italia haya abierto “campos de concentración” para “recluir a niños apestados por el virus”. Tampoco es cierto que las mascarillas provoquen a los menores infecciones de hongos, ni problemas respiratorios ni incluso la muerte. Os desmentimos estas y otras desinformaciones.

  • No, Italia no ha abierto “campos de concentración” para “recluir a niños apestados por el virus”
  • No, no hay pruebas de que dos niños de 13 años ni una niña de seis años hayan muerto en Alemania por llevar mascarilla
  • No, no hay 10 niños ingresados en un hospital de Viena con una infección de hongos por llevar mascarilla
  • No, no hay evidencias de que las mascarillas homologadas para niños provoquen cáncer
  • No, ni el Hospital Clínico ni el Puerta de Hierro de Madrid atendieron el primer fin de semana de febrero en urgencias a “unos trescientos niños” por COVID-19
  • Las afirmaciones falsas del vídeo sobre el nivel de oxígeno dentro de una mascarilla de un niño
  • No, varios medios de comunicación europeos no se han inventado la muerte de un niño por COVID-19

No, Italia no ha abierto “campos de concentración” para “recluir a niños apestados por el virus”

Se ha compartido en redes sociales un contenido publicado por la web Ejército Remanente en el que se asegura que en Italia se ha publicado “una licitación destinada a establecer campos para concentrar a los niños que resulten positivos en los tests de covid”. “¿Los niños que dan positivo deben ser separados de sus padres y concentrados en campos de covid?”, se pregunta en el contenido.

También se ha difundido en otras webs como mpr21.info o euskalnews.com asegurando que son "campos de concentración para recluir a niños infectados". Es un bulo.

Aunque esta licitación existe y está gestionada por el gobierno de la región italiana de Cerdeña, tiene por objeto buscar establecimientos para acoger a menores positivos de COVID-19, tanto sintomáticos como con síntomas leves para aquellos que se encuentren ya alojados en estructuras sociales o sociosanitarias, tal y como se especifica en el documento oficial de la propuesta. Asimismo, los menores con un procedimiento penal en curso alojados en establecimientos privados o en establecimientos penales de menores también tendrán acceso a estos centros de aislamiento en caso de ser positivos en COVID-19.

Por lo tanto, no son "campos de concentración" ni están destinados a menores que vivan con sus padres, sino centros de aislamiento para quienes se encontraban en estructuras sociales o sociosanitarias.

No, no hay pruebas de que dos niños de 13 años ni una niña de seis años hayan muerto en Alemania por llevar mascarilla

Han circulado múltiples contenidos que afirman que varios niños han muerto por llevar mascarilla. Por ejemplo, en un vídeo el negacionista Bodo Schiffmann dice que en Alemania han muerto dos niños de 13 años por el uso de la mascarilla. También se ha compartido un supuesto tercer caso de una niña de seis años que habría fallecido en un autobús en el mismo país por el uso de la mascarilla. Pero en ninguno de estos casos hay pruebas de que sea así.

La autopsia de la niña de 13 años de la que habla Schiffmann descarta el uso de la mascarilla como causa de la muerte, según señala la fiscalía encargada del caso en un comunicado. El negacionista menciona otra supuesta muerte de un niño de 13 años pero no dice dónde ni cuándo se ha producido. La prensa alemana no ha informado de ningún caso como el de ese "segundo niño" del que se habla en el vídeo y las fiscalías que supuestamente lo estarían investigando no tienen constancia de ningún caso similar. Además, la policía alemana ha desmentido el supuesto caso de la niña de seis años.

No, no hay 10 niños ingresados en un hospital de Viena con una infección de hongos por llevar mascarilla

Se han difundido por redes sociales textos que dicen que hay 10 niños ingresados en un hospital de Viena, capital de Austria, con una infección de hongos causada por llevar mascarilla. Es un bulo.

La Asociación de Salud de Viena, que gestiona la mayoría de los hospitales que atienden a niños en esta ciudad, afirmaba a Maldita.es que los contenidos que circulan son "completamente incorrectos" y que no hay ningún niño ingresado en sus hospitales con una enfermedad causada por el uso de la mascarilla. La clínica infantil St. Anna Children's publicaba un comunicado en el que aseguraba que el contenido que circula es falso. En Maldita.es ya os hemos explicado por qué no hay evidencias de que las mascarillas causen infecciones pulmonares si se utilizan correctamente.

En Maldita.es también os hemos contado por qué no es cierto que las mascarillas ocasionen problemas respiratorios a niños de cuatro años. Como nos explicaba Olga Mediano, coordinadora del área de ventilación mecánica y cuidados respiratorios críticos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), “la realidad es que no está demostrado que la mascarilla cause este tipo de problemas ni en niños ni en adultos”.

No, no hay evidencias de que las mascarillas homologadas para niños provoquen cáncer

También se ha viralizado una imagen de una mascarilla supuestamente para niños con una etiqueta que dice en inglés "AVISO: Cáncer y daño reproductivo". La mascarilla es real: es una mascarilla de poliéster para niños con patrones impresos elaborada por Kipp Brothers. Pero esto no quiere decir que las mascarillas para niños provoquen cáncer.

El epidemiólogo de ISGlobal y coordinador del Grupo de Cooperación Internacional de la Asociación Española de Pediatría Quique Bassat explicaba a Maldita.es que "las mascarillas homologadas están hechas con materiales testados y son seguras para su uso en humanos, sin tener problemas de seguridad relacionados con un riesgo de cáncer o trastornos de la fertilidad". En Maldita.es ya te hemos contado cómo se puede saber si una mascarilla cumple la normativa y está homologada en España.

No, ni el Hospital Clínico ni el Puerta de Hierro de Madrid atendieron el primer fin de semana de febrero en urgencias a “unos trescientos niños” por COVID-19

Se ha difundido un contenido publicado por Diario16 que habla de que se han atendido desde el viernes 5 de febrero a las doce de la noche hasta el lunes 8 de febrero a las ocho de la mañana “a unos trescientos niños de entre 8 y 16 años por COVID-19" en el Hospital Clínico y en el Puerta del Hierro de Majadahonda (Madrid).

Pero la realidad es que, contactados por Maldita.es, ambos hospitales niegan oficialmente estos datos. El Hospital Clínico San Carlos aseguraba que están “muy alejados de la realidad” y que se trata de una “información no contrastada que crea una alarma innecesaria”.

Según el centro, durante dicho fin de semana 26 menores acudieron a urgencias con síntomas sospechosos de COVID-19. De ellos, señalan que solamente dos resultaron positivos. En el Puerta de Hierro, en ese periodo se realizaron un total de 49 pruebas de test antígenos a menores, de los cuales seis resultaron positivas. Además, diversos pediatras de distintos centros hospitalarios de Madrid e instituciones como la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas señalan la falsedad de estas cifras.

Las afirmaciones falsas del vídeo sobre el nivel de oxígeno dentro de una mascarilla de un niño

Se ha viralizado un vídeo de un fragmento de un programa de televisión estadounidense en el que el presentador critica el uso de mascarillas y supuestamente mide los niveles de oxígeno en el interior de la mascarilla que lleva puesta un niño (su hijo). Es imposible comprobar que las mediciones se hagan realmente y los niveles indicados sean correctos.

Este tipo de contenidos están circulando como supuesta prueba de que las mascarillas son dañinas porque impiden llegar el oxígeno hasta nuestros pulmones y nos hacen respirar nuestro propio CO2. Pero no es verdad: el aire que exhalamos siempre tiene un mayor contenido de dióxido de carbono pero las mascarillas no lo retienen. Al seguir respirando hacemos que entre más oxígeno y que salga el CO2. EN Maldita.es también hemos desmentido que el uso de las mascarillas cause hipoxia.

Arancha Santos Bertrán de Lis, maldita que nos ha prestado sus superpoderes, confirmaba a Maldita.es que “este experimento no es válido”. “Una medida puntual puede ser debida a cualquier cosa. Lo que tendría que medirse es la saturación de oxígeno en sangre”, afirma. Además, tal y como explicaba a Maldita.es la investigadora ambiental María Cruz Minguillón, del Instituto Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua, todas las mascarillas tienen que superar un test de respirabilidad y ajustarse a normas de seguridad.

No, varios medios de comunicación europeos no se han inventado la muerte de un niño por COVID-19

También ha circulado en redes sociales una imagen que asegura que la COVID-19 es un "fraude" puesto que los medios de comunicación se han inventado la muerte de un niño por dicha enfermedad. En concreto, dicen que los medios han dado tres versiones de lo ocurrido, cambiándole la nacionalidad y la edad en cada una de ellas.

Pero es un bulo<. Las tres noticias que incluyen en el montaje hacen referencia a tres niños distintos. El niño de la foto es Vítor Godinho. Falleció en marzo en Portugal a los 14 años por coronavirus, tal y como ha confirmado a Maldita.es el Centro Cultural y Recreativo de Maceda, equipo de fútbol sala para el que jugaba.  

En uno de los contenidos del montaje con la foto de Godinho se pide difusión por la muerte de un menor fallecido a los 13 años en el Reino Unido por coronavirus. Los dos primeros párrafos de la publicación de Facebook han sido sido sacados de un artículo del periódico británico Daily Record. En él, se informa del fallecimiento de un niño llamado Ismail Mohamed Abdulwahab y no se incluye en ningún momento la foto de Godinho.

Otro de los contenidos sugiere que el Daily Express identificó al menor de la foto como una niña de 12 años que murió en Bélgica por coronavirus, pero tampoco es cierto. Cuando se accede al artículo del Daily Express, se puede ver cómo informa de la muerte de una niña de 12 años en Bélgica por coronavirus y cómo más adelante se identifica adecuadamente a Godinho.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.