Nutrigenética, nutrigenómica y rendimiento deportivo

No todo el mundo rinde igual cuando hace deporte. La nutrigenética y la nutrigenómica tienen mucho que decir en el rendimiento deportivo.

Miniatura

Actualmente, oímos hablar de nutrigenética y nutrigenómica aplicadas al deporte. Se trata de un tema de actualidad y de futuro que relaciona los genes y la nutrición. Pero, ¿qué son la nutrigenética y la nutrigenómica?

  1. Nutrigenética y nutrigenómica
  2. Gen CKM
  3. Aplicación de la nutrigenética

¿Por qué dos personas que practican la misma disciplina, con los mismos factores ambientales, con una dieta y un entreno similar obtienen rendimientos diferentes? Recientes estudios muestran que la diferencia de rendimiento deportivo está causada por factores genéticos en el 50% de los casos.

El genoma humano contiene toda la información genética de nuestro cuerpo. Los nutrientes que contienen los alimentos no alteran la secuencia de ADN, pero sí pueden modificar la expresión de ciertos genes, por lo que aparentemente podemos saber qué nutrientes favorecen más en función de la lectura del polimorfismo genético individual y adaptar de manera personalizada la alimentación para mejorar el rendimiento deportivo. Por ejemplo:

   

MADRE ♀

   

A

G

PADRE

A

AA

AG

G

AG

GG

Las personas con genotipo GG tienen una cierta desventaja deportiva, ya que necesitan mayores niveles de energía durante el ejercicio y el aporte proteico para la recuperación será también mayor.

Este es sólo un ejemplo de uno de los polimorfismos que nos daría mayor información personalizada para elaborar una dieta adecuada.

Aplicación de la nutrigenética

Es muy positivo saber que un nutriente “X” puede beneficiarnos para aumentar el rendimiento deportivo. Si se trata de que el individuo necesita más energía, como el ejemplo de los alelos A y G, es fácil aumentarla, pero si se trata de que un nutriente concreto sea más o menos beneficioso, y esa persona debe aumentarlo o reducirlo no siempre es fácil llevarlo a la práctica.

Los nutrientes no están de manera aislada en los alimentos. Puede encontrarse un mismo nutriente en diferentes alimentos. Por ello, al excluir o reducir todos los alimentos que contienen el nutriente que “puede empeorar tu rendimiento”, también estamos reduciendo otros que también te ayudarán a mantener el rendimiento. Además, los resultados de las pruebas polimórficas pueden ser contradictorias, es decir, que un nutriente puede ser beneficioso en una variante genética “X” y en la variante genética “Y” ser perjudicial.

En unos años, es muy probable que este tipo de test sean beneficiosos en determinados casos y puedan ayudar a mejorar el rendimiento deportivo, aunque para aquellos deportistas que cuentan con un asesoramiento de un nutricionista profesional especializado en nutrición deportiva, mediante el error-ensayo pueden llegar a las mismas conclusiones aunque pero en mayor tiempo.

Mónica Carreira - Diplomada en Nutrición Humana y Dietética - Especialista en nutrición deportiva

Etiquetas: Actividad física