No me desees una dulce Navidad, que quiero mantener mi figura

Feliz Índice de vida saludable nuevo. (Vamos, que puedes)

Miniatura

Consejos para mantener tu figura estas navidades

  • Evitar aperitivos con contenido graso, e intentar escoger las opciones que resulten más livianas a nivel calórico, como: jamón ibérico, 3 langostinos a la plancha con ajo y perejil, marisco cocido o al vapor, pimiento con atún, brochetas de tomate cherry con queso fresco y salmón, canapés con humus y anchoa.
  • El primer plato en una comida o cena navideña tiene que ser ligero, ya que probablemente venga después de varios aperitivos y tenemos que guardarnos espacio para el segundo plato, el más consistente y calórico.
  • En caso de que las carnes y los pescados que conforman los segundos platos vayan acompañados por alguna salsa con alto contenido graso, mejor evitar mojar con pan. Si tenemos varias carnes a elegir, conviene optar por las de ave (pollo o pavo) por tener menor contenido graso. Y entre los pescados, los más adecuados son los blancos, como el bacalao o la merluza, siempre mejor al horno o a la brasa. Las especias pueden ayudar a dar sabor a los platos sin necesidad de añadir salsas grasas.
  • Si aparte de los turrones, bombones y sorbetes con alcohol hacéis algún postre, elegid siempre una versión con frutas, baja en azúcares y ligera.
  • La hora de la sobremesa es delicada, pues es cuando se nos presentan los turrones, polvorones, bombones, etc. La mejor manera de controlarlo es crear raciones delimitadas, separando dos o tres piezas en un plato, para tener mayor control de lo que se come. Si la sobremesa se alarga mucho y los dulces están aún en la mesa y pueden ser un reclamo continuo, podemos tomar una infusión que favorecerá la digestión y, en cierta medida, evitará que comamos más.
  • Con respecto a las bebidas alcohólicas, hemos de ser conscientes de que representan un aporte calórico extra. En general, se suelen tomar dos copas de vino durante la comida o la cena, y una de cava con los postres. Debemos intentar son sobrepasar esta cantidad.
  • Los refrescos gasificados azucarados no son recomendables para acompañar las comidas navideñas. Mejor sustituirlas por agua que deberá convertirse en la bebida mayoritaria durante las fiestas.

Artículos relacionados