Mobbing

Aprende a descubrir una situación de mobbing en el trabajo. Descubre las consecuencias y la forma de tratarlo para solucionarlo con éxito.

Miniatura

Las relaciones en el ámbito laboral son complejas. Las personas tienen características especiales y pueden surgir fricciones. Entre ellas, puede aparecer el mobbing.

¿Qué es el mobbing y cuáles son sus causas?

El mobbing es un comportamiento de acoso psicológico, intencionado y recurrente, que se desarrolla en el ámbito laboral y que puede manifestarse entre compañeros de la misma o de diferente jerarquía. Se puede manifestar en forma de acoso sexual en el trabajo.

Los motivos más frecuentes por los que suele aparecer una situación de mobbing son:

  • La existencia de claras diferencias entre la persona víctima de mobbing en relación a sus compañeros (por ejemplo, ser de diferente género, edad, origen, orientación sexual, tener algún defecto físico, etc.)
  • En ocasiones en que la víctima es percibida como una amenaza para los demás trabajadores, por estar dotada, por ejemplo, de una mejor formación, habilidades y competencias.
  • En situaciones que evidencian que la persona acosada disfruta de unas condiciones laborales más beneficiosas que los demás trabajadores.
  • También hay ocasiones en las que el fenómeno del mobbing se desencadena porque la persona acosadora se propone conseguir el puesto de trabajo de la otra persona.

Un proceso de mobbing tiende a prolongarse y agravarse con el paso del tiempo y en todos los casos el objetivo final es que la víctima abandone su lugar de trabajo y/o la empresa.

Características de la persona que hace mobbing

Entre los comportamientos más habituales de la persona que ejerce mobbing sobre otra existen:

  • Aislar a la persona, imposibilitándole o penalizándole el contacto y la relación con los demás compañeros de la empresa.
  • Transmitir y difundir críticas, mentiras y falsos rumores sobre la víctima con el objetivo de potenciar una mala imagen y provocar distanciamiento y reticencias de los demás, a la hora de tratar con la misma. Un ejemplo es la difusión de que esa persona tiene trastornos musculoesqueléticos que le dificultan la actividad laboral.
  • Poner en evidencia, ante terceras personas, los errores de la persona acosada, humillar en público, ridiculizar o exagerar sus defectos.
  • Modificar las tareas encomendadas a la persona, desvalorizando su capacidad o por el contrario, exigiéndole funciones excesivamente complejas para su nivel y preparación.
  • Proponer objetivos y tiempos no factibles, sin proporcionar facilidades, ni las herramientas necesarias para lograrlos.
  • Introducir trabas en la ejecución del trabajo realizado por parte de la víctima, esconder material, falsear información, etc.

Durante el tiempo en el que dura el mobbing, la víctima suele entrar en un proceso en el cual al principio no se cree, niega o minimiza la situación, para más adelante tomar conciencia y sospechar o hallar evidencias sobre la existencia de este comportamiento y sobre la intencionalidad del mismo.

Efectos en quien lo sufre

Entre los efectos que se pueden producir, a medio y largo plazo, en la víctima de este fenómeno, encontramos:

  • Inseguridad personal, baja autoestima y dudas sobre las propias capacidades.
  • Malestar emocional, sufrimiento y ansiedad en relación al ámbito laboral.
  • Comportamientos de miedo, evitación y desconfianza hacia los demás trabajadores.
  • Bajada del rendimiento y de las capacidades de concentración.
  • Desarrollo de problemas de salud, tanto físicos como psicológicos.

Una vez detectada una situación de mobbing es importante tener claro que en ningún caso se trata de un comportamiento justificable ni merecido y que la responsabilidad es siempre del acosador. Ante la comprobación de evidencias sobre este problema es fundamental no silenciarlo, informarse de las medidas que ofrece la propia organización, afrontar el problema de una forma firme y asertiva, buscando el apoyo de compañeros, familiares y amigos, y un asesoramiento y ayuda profesional, a nivel psicológico y legal.

Elena Mató – Especialista en Psicología – Psicóloga consultora de Advance Medical