Cómo afrontar el paso de la guardería al colegio

Descubre cómo se manifiesta la inadaptación de tu hijo al cambio de la guardería al colegio. Aprende a afrontarlo y solucionarlo junto a él.

Miniatura

Los cambios en los niños son difíciles. Tienen miedo a lo desconocido y eso hace que busquen evitar esos cambios como el de la guardería al colegio.

Adiós guardería, hola colegio

Ya lo habías conseguido, ya no lloraba al dejarlo en la escuela infantil, adoraba ir, tenía un buen apego con su maestra y disfrutaba con sus compañeros de clase. Llegan los tres años y empieza la educación obligatoria en el colegio de los mayores. Otro cambio… Puede parecer fácil porque el niño ya estaba escolarizado, pero no siempre es así.

  • Todo cambio en las rutinas del niño significa un mundo para él: conocer nuevos compañeros, profesores e institución.
  • La guardería es un entorno más familiar, con menos niños y con muchas concesiones, si lo comparamos con un colegio.
  • Algunos niños pueden sufrir con el cambio, tener miedo, estar más ansiosos o hacer pequeños retrocesos. Es normal, es su manera de manifestar que la adaptación no les está resultando fácil. Debemos empatizar con ellos, ponerles palabras a lo que sienten, aceptar y validar sus sentimientos y acompañarlos en el proceso.

Cómo puedo saber si mi hijo lo está pasando mal en el proceso de adaptación

Muchos niños verbalizan que no quieren ir al colegio, que no les gusta o que añoran su guardería. En otros, en cambio, parece que todo “va bien” porque no dicen nada o no lloran al entrar en el colegio pero podemos observar cambios que nos pueden alertar de que todo no va tan fluido como parece.

Las manifestaciones físicas más habituales que nos muestran que el proceso de adaptación está siendo difícil para el niño son:

  • Llanto al dejarlo o durante el día sin motivo
  • Irritabilidad
  • Dificultad para dormir
  • Conductas regresivas: hacerse pipí, por ejemplo
  • Falta de apetito
  • Agresividad en casa
  • Enfermedades psicosomáticas: dolores de barriga, de cabeza… sin motivo aparente

Cómo podemos acompañarle en este proceso

Nosotros como padres debemos ayudarle a afrontar el paso de la guardería al colegio. Varias son las actuaciones que podemos llevar a cabo:

  • Hablar con él antes de ir al colegio, anticiparle los cambios, ir a ver el edificio y ser muy positivo en todo lo que se va a encontrar allí.
  • Si hay dificultades de adaptación y el niño no sabe expresarlo, poner palabras a lo que le pasa, leer algún cuento con la temática del inicio del colegio, dibujar lo que siente.
  • Validar siempre las emociones del niño, no minimizarlas… Para él son muy importantes.
  • Felicitarle por los pequeños logros de ser un “niño mayor”. Y demuestra alegría y entusiasmo por sus progresos.
  • Comprar juntos el material escolar, el uniforme o la mochila.
  • Escoger actividades extraescolares, si las hubiera, que le gusten y motiven.
  • Al dejarlo en el colegio evita ser dramático. Muéstrate seguro y optimista.
  • Hablar con la maestra sobre tus dudas e inquietudes.
  • Podemos dejar que nuestro hijo lleve un objeto o juguete de apego que le mantenga “conectado” con su hogar.

Dra. Esther Martínez García - Especialista en pediatría – Médico consultor de Advance Medical