Adicción a las selfies

Existen muchos tipos de adicciones, también la adicción a las selfies. Descubre cómo identificarla, qué trastornos puede provocar y cómo superarla.

Miniatura

El ‘boom’ de los smartphones y de las redes sociales ha traído muchos cambios a nuestra vida cotidiana y uno de ellos es, sin duda, el fenómeno de las selfies. Tanto famosos como anónimos disfrutan de inmortalizar ese “instante especial” de su vida cotidiana con un autorretrato con la cámara del móvil. Si bien en sí mismo no supone ningún problema, en algunos casos puede desembocar en adicción a las selfies y en trastornos graves.

  1. ¿Cómo saber si tienes adicción a las selfies?
  2. ¿Qué trastornos puede provocar una adicción a las selfies?
  3. ¿Cómo superar una adicción a las selfies?

¿Cómo saber si tienes adicción a las selfies?

La persona adicta a las selfies desarrolla diversas conductas que podemos identificar fácilmente y que responden al patrón de otras muchas adicciones. Al publicar su fotografía en la red, la persona siente en un primer instante la necesidad (en algunos casos angustiante) de recibir retroalimentación. Es decir, “me gusta” o comentarios. Como en otras adicciones, la persona adicta necesitará cada vez más comentarios o un número cada vez mayor de “me gusta” en las redes sociales para sentirse satisfecho consigo mismo. En caso de no conseguirlo, se disparan sentimientos de angustia y falta de confianza que pueden derivar en otros trastornos más severos.

¿Qué trastornos puede provocar una adicción a las selfies?

  • Narcisismo.  Uno de los trastornos más habituales entre los que sufren adicción a las selfies es el narcisismo. Esta patología implica una preocupación extrema por uno mismo y sobre cómo es percibido por los demás, dando especial importancia a los atributos físicos. Diversos estudios han confirmado que, cuanto mayor es el tiempo que pasa una persona en redes sociales publicando selfies, mayor es su grado de narcisismo.
  • Trastorno dismórfico corporal. Este trastorno se caracteriza por una preocupación extrema por uno o más defectos que la persona percibe en su propia apariencia física y que los demás no logran ver o pasa desapercibido. Las personas que sufren esta patología sienten la necesidad angustiante de comprobar continuamente cuáles son sus defectos en cualquier superficie reflejante, como espejos o la cámara del móvil mediante una ‘selfie’.

¿Cómo superar una adicción a las selfies?

La adicción a las selfies se puede revertir, del mismo modo que ocurre con otras adicciones. Para conseguirlo, es recomendable realizar un cambio de conducta que nos permita recuperar el bienestar emocional siguiendo estos consejos:

  • Aprendizaje de técnicas de relajación y de refuerzo positivas.
  • Explicar la diferencia entre vida “real” y la “virtual” y la necesidad de convertir la primera en el eje de la vida de la persona.
  • Retirada progresiva del dispositivo móvil.
  • Potenciación de la autoestima.