Zumos naturales ¿son igual de sanos que darles una pieza entera?

Aunque de todos es sabido que incorporar el consumo de frutas en nuestra dieta tiene muchos beneficios, no todos encuentran la textura de estos alimentos agradable con lo que prefieren consumirlas a base de zumos naturales. La duda es, ¿es igual de sano?.

Miniatura

Todo el mundo es consciente de lo beneficiosa que es la fruta, por ello como padres intentamos que sea un alimento de consumo diario desde que nuestros hijos son pequeños. La aceptación no siempre es fácil y por ello muchas familias acaban dándoles zumos naturales, hechos a base de piezas de fruta, que es mejor aceptado, pero, ¿es igual de sano? No, no lo es, conozcamos los motivos. La Asociación Española de Dietistas-nutricionistas (AEDN) aportan cinco motivos de peso por los que no se puede considerar que un zumo natural sea equivalente a una pieza de fruta: 

  • Los zumos de fruta contienen menos fibra que la fruta entera, lo que se traduce en disminución de la ingesta de fibra. La fibra se localiza sobre todo en la piel y en la pulpa. Al tomar la fruta en forma de zumo, la fibra se desaprovecha, más aún si el zumo se cuela para que el niño lo beba sin problema, pues la poca fibra que queda se elimina por completo.
  • La posible relación entre consumo de zumos de fruta y sobrepeso u obesidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los estudios científicos muestran una probable relación entre el consumo de zumos de frutas y la obesidad. Por tanto, es recomendable reducir el consumo de zumos. Debe tenerse en cuenta que para elaborar un vaso de zumo de frutas se necesitan dos naranjas grandes o tres medianas, por lo que en un vaso de zumo se aporta el azúcar y las calorías de tres piezas de fruta.
  • La relación entre los azúcares del zumo y la caries dental. A mayor consumo de zumo, mayor incidencia de caries.
  • La relación de un alto consumo de zumos en niños y su estado de salud. Se ha visto que los niños que priorizan en consumo de fruta entera gozan de una mejor salud.
  • Hay una tendencia al aumento del consumo de zumo y un descenso del consumo de fruta fresca, el zumo desplaza a la fruta fresca, y debe evitarse.

Manifiesto sobre el azúcar: consejos para recudir tu consumo [Descarga gratuita]

Beneficios del consumo de fruta entera:

  • Aporta un alto contenido de fibra, que aporta mayor sensación de saciedad, masticar y comer la pieza de fruta, sobre todo con piel, aporta un nivel de saciedad alto, muy al contrario que los zumos.
  • Su contenido de azúcares simples no es equivalente a los que se encuentran en otros alimentos como la miel o los azucares añadidos a los alimentos. La OMS cataloga los azúcares simples de las frutas y las verduras en una categoría diferente, pues no eleva la glucemia, pues la absorción de dichos azúcares será mucho más gradual, precisamente por la propia matriz del alimento.
  • Es un factor protector frente a la obesidad, así lo afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se aconseja un consumo de tres piezas al día, incluso entre los niños.

Por tanto, el zumo de fruta natural nunca debe sustituir la pieza de fruta fresca, obviamente los comerciales quedan totalmente descartados, pero si los pequeños de la casa disfrutan de un zumo de frutas natural, siguiendo las recomendaciones de la Escuela de Salud Pública de Harvard, se puede ofrecer un vaso pequeño (el que se obtiene de una sola naranja), sin que sustituya a la pieza de fruta y sin que se convierta en un hábito.

Así que ofreceremos diferentes opciones atractivas para aumentar el consumo de fruta entre los niños. Algunas pueden ser macedonias con frutas de temporada, brochetas de frutas, frutas cortadas a dados y mezcladas con yogur natural, como ingrediente en ensaladas, etc.

Monica Carreira

Artículo de Mónica Carreira

Nutricionista

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética - Máster en Nutrición pediátrica - Nutricionista consultora de Advance Medical

Más sobre Mónica >

 

Facebook Twitter

Comentarios