Vegetarianismo, tendencia al alza

En los últimos años podemos ver como el vegetarianismo es una tendencia al alza.

Miniatura

Percibimos el vegetarianismo en la publicidad, en el aumento de productos vegetarianos en los supermercados, en los restaurantes exclusivamente vegetarianos que proliferan y en los cientos de blogs que enseñan recetas vegetarianas. Ha dejado de ser sólo una moda pasajera y ha llegado para quedarse como un estilo de vida en un porcentaje nada despreciable de la población.

Cifras que hablan por sí solas sobre el vegetarianismo

Ya en 2009 la Asociación Americana de Dietética (ADA) indicó que las dietas vegetarianas bien planificadas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, por lo que el “miedo” al vegetarianismo ha ido disminuyendo también por parte de los profesionales sanitarios.

En España los datos de nuevos vegetarianos no para de crecer. Según la consultora “Lantern”, de 2017 a 2019 ha habido un incremento del 22%, es decir 800.000 personas siguen una dieta “veggie”, lo que indica que el 10% de la población española es vegetariana. Los vegetarianos se reparten por todo el país, pero se concentran sobre todo en las grandes ciudades.

Qué es la alimentación vegetariana

La alimentación vegetariana es aquella que favorece el consumo de alimentos de origen vegetal versus los de origen animal, pudiendo excluirlos total o parcialmente. Existen diferentes tipos de dietas vegetariana, las tres más habituales son:

  • Ovolactovegetariana: es aquella que elimina las carnes y pescados y sus derivados, pero incluye, además de los alimentos de origen vegetal, huevos y lácteos.
  • Ovovegetariana: es aquella que elimina carnes, pescados y productos lácteos. El único alimento de origen animal que permite esta dieta son los huevos.
  • Vegana: es aquella dieta que solo incluye alimentos de origen vegetal.

El estudio también remarca que el aumento de los vegetarianos, pese a las increíbles cifras, debe desglosarse en categorías. Del 10% de la población que sigue una dieta vegetariana, sólo un 0,5% sigue alimentación vegana, aunque cabe destacar que ha duplicado su porcentaje desde el estudio de 2017. Los vegetarianos representan el 1,5%, mientras que la nueva categoría de “flexivegetarianos” representa el 7,9%, por tanto, con diferencia es la que ha conseguido aumentar notablemente las cifras en la población que sigue una dieta vegetariana.

GUÍA GRATUITA: ¿Consumes 5 piezas de fruta y verdura al día?

¿Y qué se considera “flexivegetariano”?

Dependiendo las fuentes consultadas puede haber variaciones, pero se trataría de una dieta vegetariana (ovolactovegetariana u ovovegetariana), pero que permite ocasionalmente comer carne o pescado.

El aumento de esta tendencia se asienta en varios motivos:

  • Salud (reducir el consumo de carnes rojas).
  • Sostenibilidad medioambiental.
  • Respeto animal.

Vegetarianismo no es sinónimo de más sano

Cabe destacar que una alimentación vegetariana puede ser igual de saludable que una dieta omnívora. Deben seguirse unas adecuadas pautas alimentarias, pues si al reducir el consumo de carne se aumentan los productos procesados, pese a estar elaborados con productos vegetales, serán de peor calidad y como consecuencia peores para la salud, por ello es importante tener un buen asesoramiento, ya que no paran de aumentar los productos “veggie” con un aparente sello de salud, y en muchas ocasiones, no lo son.

New call-to-action

Comentarios


También te puede gustar...

Aislamiento domiciliario por coronavirus
Consejos para el aislamiento domiciliario de una persona infectada por coronavirus
Medidas de prevención de Coronavirus
Medidas de prevención del coronavirus en casa
Personas mayores que viven solos
Recomendaciones para el confinamiento de las personas mayores que viven solas