Recetas a base de avena

La avena es un alimento muy completo y con muchas posibilidades culinarias, perfecto para tenerlo presente en nuestra dieta.

Miniatura

La avena es un cereal que se ha popularizado en los últimos años por su fama de ser un alimento saludable. Sus bondades residen en su contenido en hidratos de carbono complejo, proteínas, fibra, vitaminas y minerales. A esto hay que sumar que es un alimento poco calórico y que tiene muchas posibilidades culinarias. Veamos algunas:

Leche de avena

Una forma interesante de crear una bebida a base de este cereal como sustituto de la tradicional leche de vaca. Ideal para intolerantes a la lactosa:

  • Ingredientes: un litro de agua, 50 gramos de copos de avena, 50 gramos de azúcar (podemos sustituirlo por un edulcorate), aceite y sal.
  • Preparación: solo tenemos que introducir todos los ingredientes en un vaso y batir durante 10-15 minutos hasta que todo quede bien mezclado. Al final, colamos la mezcla y obtenemos nuestra leche de avena. Si tenemos un robot de cocina tipo Thermomix, nos facilitará la tarea si ponemos la mezcla 10 minutos, 90º a velocidad 5.

Galletas de avena y manzana

  • Ingredientes: 240 g de puré o compota de manzana, 80 g de copos de avena, 20-50 g de almendra cruda laminada, 1 pizca de sal.
  • Preparación: mezclar la compota con la avena hasta obtener una mezcla homogénea. Añadir las almendras y la sal y volver a mezclar. Podemos añadir canela y otros ingredientes al gusto. Con ayuda de una cuchara, distribuir la mezcla en forma de galletas la bandeja de horno. Si la mezcla queda muy líquida, añadiremos más copos de avena para espesar. Meter en el horno unos 10-15 minutos, que previamente estará precalentado a 180 grados y la bandeja convenientemente engrasada. Si las galletas son más gruesas, quedarán más esponjosas, si son más finas, quedarán más crujientes.

Sopa de espinacas y avena

  • Ingredientes: 400 gramos de espinacas, 50 gramos de avena, ½ litro de caldo de ave, una pechuga de pollo, un huevo, queso rallado, aceite y perejil picado.
  • Preparación: coceremos la pechuga de pollo en el caldo de ave durante 5 minutos y reservaremos. Lavar y cortar bien las espinacas y rehogar en aceite de oliva durante 5 minutos para, después, añadir el caldo y la avena. Mezclar bien y dejar cocer 3-4 minutos a partir de que comience a salir vapor de la mezcla. En un bol, batir el huevo con el perejil y el queso rallado. En una sopera, verter la mezcla del huevo batido y añadir el caldo con la avena y las espinacas. Picar la pechuga de pollo y añadirla. Ya tenemos nuestra sopa, muy completa en nutrientes y rica en sabor. 

Gachas de avena

  • Ingredientes: 1 vaso de leche, 3 cucharadas de copos de avena y miel.
  • Cómo preparar gachas de avena: poner la leche a fuego fuerte y cuando esté a punto de hervir, añadir los copos de avena y bajar a fuego medio. Tapar y dejar 10 minutos. Apagar el fuego, mover la mezcla y añadir miel.

 

Etiquetas: Alimentación