Receta de sopa de cebolla y queso

Cuando parece que llega de pleno la primavera, vuelven a anunciarse lluvias y bajada de temperaturas. La excusa perfecta para degustar esta sopa de cebolla.

sopa-de-cebolla

Una de las mejores manera y más saludables para combatir este frío inesperado en primavera, es el consumo de un plato caliente y sobre todo aquellos que nos aportan pocas calorías y son en gran parte agua o líquido. Entre todas las posibilidades que nos ofrece la gastronomía, la mejor es la de una buena sopa y si es una receta de sopa de cebolla y queso mucho mejor.

Propiedades y beneficios de la cebolla

La cebolla es uno de los alimentos más utilizados en la cocina, con diferentes variedades esconde bajo sus capas múltiples beneficios.

Se utiliza habitualmente para problemas respiratorios, para aliviar síntomas del resfriado, gripe, catarro o congestión nasal. Asimismo, calma la tos y abre las vías respiratorias. ¿Quién no ha probado a cortar una cebolla y colocarla en la mesilla de noche durante un resfriado para aliviar los síntomas?

La cebolla es también un alimento cardiosaludable, ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre por la presencia de la enzima alinasa. Dado que también es rica en glucoquinina, sustancia que disminuye el nivel de azúcar en sangre, es una gran aliada contra la diabetes. Es además, rica en quinina, lo que favorece la digestión con un efecto neutralizador de los ácidos activando la secreción de los jugos gástricos. Si se consume cocida, tiene propiedades laxantes, que favorece el tránsito y resuelve problemas de estreñimiento.

Su olor y fuerte sabor la hacen característica. Los compuestos que contiene la cebolla y que la hacen tan característica contribuye al aumento de producción de glóbulos rojos, por lo tanto, ayuda a tener las defensas en forma.

Asimismo, es un alimento con propiedades diuréticas, por lo tanto, mejora y facilita la secreción de orina. A pesar de que la cebolla por si sola no es adelgazante, juega un papel importante en dietas para bajar de peso, ya que actúa, como hemos dicho, sobre los niveles de colesterol y azúcar en sangre, además de su bajo nivel calórico, debido a su alto contenido en agua y baja en grasas.

En cuanto a beneficios para la piel, la cebolla tiene un gran poder cicatrizante por los compuestos de azufre. Se ha empleado para eliminar la caspa, estimular el crecimiento del cabello, desinfectar heridas en incluso eliminar el acné o reducir las arrugas.

Receta de sopa de cebolla y queso

Ingredientes:

  • 5 cebollas.
  • Hoja de laurel.
  • 1 litro de caldo de pollo o verdura
  • 30ml de coñac
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Rebanadas de pan
  • Queso mozzarella rallado

¿Cómo se prepara la sopa de cebolla?

  1. Pelamos y cortamos las cebollas a tiras (juliana).
  2. En una cazuela, añadimos un chorrito de aceite de oliva y cuando esté caliente, agregamos las cebollas cortadas y la hoja de laurel. Salamos y dejamos pochar a fuego lento hasta caramelizar, unos 20-30 minutos.
  3. Añadimos a la cazuela el licor y flambeamos, con cuidado.
  4. Una vez se haya reducido el alcohol, agregamos el caldo y dejamos cocer durante 30 minutos.
  5. Precalentamos el horno con el modo grill.
  6. Emplatamos la sopa y añadimos por encima una rebanada de pan en cada plato y lo cubrimos con el queso rallado.
  7. Metemos al horno y gratinamos durante unos 10 minutos o hasta que el queso esté fundido.