Receta para Reyes: solomillo Wellington

Para el día de Reyes, recupera la tradicional receta inglesa de ‘Solomillo Wellington’, con una sencilla salsa española.

Miniatura

Por su nombre ostentoso el solomillo Wellington parece una receta muy complicada, pero en realidad es un plato sencillo compuesto por una pieza de solomillo de ternera, o ibérico si quieres que sea más económico, foie, salsa de champiñones y jamón ibérico.

Ingredientes del Solomillo Wellington

  • 1 solomillo de cerdo ibérico o una pieza de solomillo de ternera (500gr)
  • 1 placa de hojaldre
  • 250 gr de champiñones o setas
  • 1 cebolla
  • 1 lata de foie
  • 1 cucharadita de mostaza
  • Sal y pimienta
  • Lonchas de jamón ibérico
  • 1 huevo batido

Cómo elaborar un Solomillo Wellington

Por un lado preparamos el relleno triturando los champiñones con la cebolla y los pocharemos en una sartén con un poco de aceite y sal. Una vez pochadas las verduras, añadimos la lata de foie y lo integramos bien hasta que se forme una pasta homogénea.

Por otro lado salpimentamos el solomillo y lo marcamos en la plancha para que se dore por fuera pero dejando la carne cruda por el medio, ya que cuando lo metamos al horno terminará de cocinar.

Extendemos papel transparente y ponemos encima las tiras de jamón ibérico extendidas, sobre el mismo, volcamos la salsa de champiñones y cebolla y en el medio colocamos el trozo de solomillo pintado en mostaza. No abusar de la mostaza para no perder el sabor de los champiñones, foie y el jamón ibérico. Una vez tengamos estos ingredientes sobre el papel transparente, lo enrollamos como el famoso ‘brazo de gitano’. Lo tapamos con el papel y lo metemos al frigorífico durante 15 minutos para que se quede firme y no se deshaga.

El último paso será extender el hojaldre y poner encima el rollo de carne que teníamos reservado en la nevera. Cerramos el hojaldre y lo sellamos por un lado, incluso podemos decorarlo con algún trozo de hojaldre sobrante. Pintamos el hojaldre con el huevo batido y lo metemos al horno a 200º durante 30 minutos aproximadamente, hasta que el hojaldre haya subido y esté dorado.

El solomillo Wellington podemos acompañarlo de una salsa y/o de unas patatitas asadas, depende de si tenemos canapés o aperitivos antes, pues es un plato contundente.

Para servirlo, lo cortamos a rodajas y lo colocamos en el plato con una cucharada de la salsa elegida, por ejemplo con salsa española.