Receta saludable: helado fitness

Con los ingredientes adecuados podemos hacer un helado bajo en calorías y la mar de sano. Hoy os traemos una receta para hacer un helado fitness, perfecto para tomar después de entrenar en el gimnasio.

Miniatura

El helado es un alimento calórico debido a su composición, pero no por ello debemos desterrarlo de nuestra dieta. Hoy, para los que prefiráis una variedad más light de este alimento, os vamos a presentar una receta para hacer vuestro propio helado fitness en casa. Su composición va a ser más rica en proteínas y más baja en azúcares. Esperamos que os guste.

Ingredientes para hacer el helado

  • Un par de cacitos (scoops) de proteínas en polvo de sabor a elegir. También puede servir leche en polvo.
  • Un par de vasos de leche semidesnatada (la mezcla debe quedar algo espesa)
  • Fruta. Si la proteína en polvo no tiene sabor o si eliges la leche en polvo, puedes trocear la fruta que más te guste.
  • Edulcorante tipo stevia o edulcorante líquido.
  • 5-6 cubitos de hielo

Elaboración del helado fitness

Mete todo en una picadora y mézclalo hasta que quede homogénea. Si no tienes picadora, puedes batir la mezcla de leche, proteínas y fruta. Por otro lado, mete los cubitos en una bolsa, cúbrelos con un trapo y golpéalos contra el suelo o con una superficie dura para picar el hielo y después mezclarlo bien con el batido.
Una vez lo tengamos hecho, podemos servirlo para comer. Yo recomiendo meterlo unos minutos en la nevera, para que la mezcla quede más homogénea y con textura de helado.

Información nutricional (por bola de helado)

  • Calorías: 100-120 kcal
  • Hidratos de carbono: 5 gramos
  • Proteínas: 15 gramos
  • Grasas: 3 gramos

El momento ideal para tomar helado fitness

Podemos aprovechar cuando vengamos del gimnasio este verano para tomar este helado. Al ser alto en proteínas, nos ayudará con la recuperación muscular. No te asustes porque uno de los ingredientes sea proteínas en polvo, es un suplemento totalmente seguro, similar a la leche en polvo.
También es ideal para tomarlo después de la comida. Al ser ligero, no hará la digestión muy pesada. Si eres muy goloso y quieres darle más sabor, hay opciones de siropes bajos en calorías.