Receta de bizcocho de almendras

Los frutos secos tienen una infinidad de tipos por lo que es fácil que cada uno escoja el que más le guste y disfrute de todos los beneficios que su consumo produce en nuestra salud. ¿Son las almendras tu fruto seco preferido?, hoy te ofrecemos una receta deliciosa de bizcocho de almendras.

Los frutos secos, y en especial las almendras, son un alimento muy saludable que al contrario que mucha gente piensa, debe incorporarse a todo tipo de dietas incluidas aquellas cuyo objetivo es el de perder peso.

En esta receta el ingrediente principal es uno de los frutos secos con mejor reputación, las almendras.  Este alimento es originario de algunas regiones montañosas del Asia central. Posteriormente se extendió por Persia y Mesopotamia para finalmente llegar a la zona del Mediterráneo. En España los almendros se cultivan desde hace más de 2000 años y su consumo lo generalizaron los romanos y fenicios, siendo su cultivo mayoritario en las zonas costeras de nuestro país.

Las almendras son el aliado perfecto de los deportistas tanto si lo consumen antes de la práctica deportiva o si por el contrario lo ingieren una vez terminado el ejercicio físico para ayudar en la recuperación. 

Además, varios informes señalan que un consumo moderado de frutos secos, entre ellos de almendras, reduce el riesgo de padecer problemas cardiovasculares. 

Propiedades nutricionales de las almendras

  • Proteínas
  • Vitaminas grupo B
  • Vitamina E
  • Calcio
  • Hierro
  • Fósforo
  • Potasio
  • Magnesio
  • Zinc

Receta Bizcocho de almendras

Receta Bizcocho de almendras

Receta de bizcocho de almendras

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 150 gr. de dátiles
  • 200 gr. de almendra molida
  • Un sobre de levadura
  • Aceite de oliva o de coco
  • Piel de naranja o limón

Elaboración

  1. Dejamos en remojo los dátiles con agua caliente durante 30 minutos para reblandecerlos. Después, trituramos hasta conseguir un puré o compota.
  2. Separamos las claras del huevo de las yemas.
  3. Batimos las claras a punto de nieve con las varillas eléctricas hasta que queden bien firmes. Opcionalmente añadimos un par de cucharadas de azúcar para ayudar al proceso de hacer claras al punto de nieve.
  4. En otro bol batimos las yemas junto con el puré de dátiles.
  5. Incorporamos 185 gramos de almendra molida y la levadura.
  6. Finalmente añadimos las claras al punto de nieve con una espátula, con cuidado para que no bajen. Este punto es muy importante, porque si batimos las claras se bajan y el bizcocho no subirá tanto y no quedará tan esponjoso.
  7. Rallamos sobre la mezcla la piel de naranja o limón para darle un toque ácido y afrutado.
  8. Untamos un molde con un poco de aceite y espolvoreamos con el resto de almendras para que no se pegue.
  9. Vertemos la mezcla en el molde y hornear a 180 grados, durante 25-30 minutos (hasta que pinchar con un palillo salga limpio).