Receta: albóndigas con tomate hechas al horno

No hay nada como unas buenas albóndigas para llenar el estómago y calentar el cuerpo cuando llega el fresco. Pero en esa ocasión dejamos de lado los platos precocinados y las frituras, porque unas buenas albóndigas hechas en casa con una salsa casera es un plato delicioso, sencillo de hacer, completo y saludable, si además optamos por hacerlas al horno.

Miniatura

¿Son las albóndigas con tomate carne procesada?

A pesar de que el plato en sí es un producto procesado, las albóndigas caseras poco tienen que ver con los platos precocinados que compramos en el supermercado. Sobre todo cuando los ingredientes que utilizamos son frescos y naturales.

Las albóndigas ya preparadas contienen muchos aditivos, colorantes y conservantes que lo hacen poco, o nada saludable. Incluso el sabor no es el mismo que el de las albóndigas caseras que tienen una consistencia más suave y con un aroma fresco y natural.

Además, en este caso concreto nos olvidamos de las frituras y optamos por hacer las albóndigas con tomate en el horno, evitando así un extra calórico del aceite de oliva, que además al utilizarse para freir pierde todas las propiedades que tiene consumiéndose en crudo.

Información nutricional

Por cada 100 gramos de albóndiga:

  • Calorías 197
  • Grasas totales 9 g    
    • De las cuales, saturadas: 1,4 g    
    • Poliinsaturadas: 4,7 g    
    • Monoinsaturadas: 2,2 g    
  • Sodio 550 mg    
  • Potasio 180 mg    
  • Hidratos de carbono 8 g    
  • Fibra alimentaria 4,6 g    
  • Proteínas 21 g
Receta Albondigas al horno FB2.jpgReceta Albondigas al horno FB1.jpg

Ingredientes

  • 500 gr de carne picada
  • 50 gr de cebolla
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • 1 chorrito de aceite de oliva (opcional)
  • Pan rallado
  • Sal y pimienta

Elaboración

  1. Picamos la cebolla, el ajo y el perejil en trocitos pequeños.
  2. Colocamos la carne picada en un recipiente amplio junto con la cebolla, el ajo y el perejil. Añadimos el huevo y sazonamos todo con sal y pimienta.
  3. Mezclamos bien con la ayuda de un tenedor o con las manos hasta integrar todos los ingredientes.
  4. Con las manos, cogemos trozos de la masa y hacemos pelotas redondas.
  5. Cuando tengamos todas las albóndigas hechas, colocamos el pan rallado en un plato y las pasamos por pan rallado una a una. Tienen que quedar cubiertas pero sin exceso de pan.
  6. Las depositamos en una bandeja para horno sobre papel vegetal.
  7. De manera opcional echamos un chorrito de aceite de oliva sobre cada albóndiga.
  8. Con el horno precalentado a 190 ºC, las horneamos durante unos 15 minutos.
  9. Una vez listas, sacamos las albóndigas del horno y las acompañamos con salsa de tomate casera.

Comentarios