Los ingredientes perfectos para hacer una pizza saludable

La pizza tiene muy mala fama al meterse dentro del grupo de comida rápida. Pero si elegimos bien los ingredientes, la pizza puede ser un alimento saludable

Miniatura

La pizza tiene muy mala fama, se asocia con comida rápida y enseguida es tachada de dietas de adelgazamiento o dietas que persiguen mejorar la salud. Lo que hace más o menos saludable a una pizza son sus ingredientes, por eso hay que ser muy cuidadoso a la hora de elegirlos. Veamos los ingredientes para hacer una pizza saludable.

En primer lugar la masa la podemos hacer nosotros mismos, harina, agua y sal formarán una base de hidratos de carbono complejos perfecta para acoger al resto de ingredientes saludables para hacer la pizza. El siguiente paso es el tomate, podemos optar por uno de bote o rayarlo y hacer la pizza más casera y natural aún.

Si optamos por echar carne, podemos elegir trozos de pechuga de pollo o pavo, carne muy baja en grasa y de gran calidad nutricional. El atún o el jamón también son una excelente opción. Los embutidos o carne grasa son elecciones menos recomendables, hacen la pizza más calórica y de digestión pesada, aunque ya sabemos que una vez al año…

Los vegetales no pueden faltar en una pizza saludable: cebolla, pimiento, maíz, berenjena o champiñón darán el toque de color y por tanto de vitaminas y fibra. Ahora también está muy de moda echar a la pizza rúcula o brotes verdes.

Y si nos gusta la fruta yo opto por la piña, ligera y que da un buen toque de sabor. El queso tampoco puede faltar en toda pizza que se precie, aportará proteínas y grasas, aqui tenemos una gran variedad. Eso si, si queremos hacer la pizza más light podemos optar por la opción desnatada del queso, así reduciremos calorías.

Como vemos, una pizza puede ser como un alimento saludable cualquiera si sabemos elegir bien los ingredientes y comemos la cantidad adecuada. No la taches de tu lista de alimentos o la metas como alimento prohibido. Simplement, averigua la forma de hacerla más saludable para introducirla en tu dieta.

Imagen | Ivan Dervisevic