Normalmente los quemagrasa ejercen un efecto estimulante del sistema nervioso que facilita el uso de los depósitos de grasa, pero no es el caso de la piña. Sobre todo las bondades dietéticas de la piña las podemos atribuir a su alto contenido en agua y fibra, lo que ejerce un efecto saciante y diurético que ayuda con la pérdida de peso, aunque por supuesto no lo es todo y hay que complementar con ejercicio y otras medidas dietéticas.

Otro beneficio de la piña es su efecto de favorecer la digestión gracias a su contenido en bromelina. Pero tampoco esto es sinónimo de efecto quemagrasa. Por tanto podemos concluir en que la piña (sobre todo la natural mejor que en almibar) es un excelente alimento para incorporar a la dieta, más si queremos perder peso, pero no va a tener ningún efecto sobre la quema de grasa, más bien destaca por ser diurética y saciante.

Y por supuesto cuando hablamos de los beneficios de la piña en una dieta de adelgazamiento tampoco se quiere decir que basemos la dieta en este alimento, como en la famosa dieta milagro de la piña. Nos estamos refiriendo más bien en que dos-tres veces por semana podemos incluir este alimento como fruta en nuestra dieta, variando con otras y en ningún caso sustituyendo a otros alimentos o comidas.

 

Si quieres aprender más sobre dietas y alimentación no dejes de leer los siguientes posts:

New call-to-action

Recuerda que para mantener un estilo de vida saludable es necesario practicar ejercicio físico: