La piña ayuda con la digestión de la carne

Algunos alimentos nos ayudan a tener una digestión sin complicaciones. Entre ellos se encuentra la piña. A continuación te vamos a mostrar que es lo que la hace ser un alimento tan aconsejable para evitar problemas digestivos.

Miniatura

La piña es una fruta originaria de sudamerica, concretamente de Brasil y fue Cristobal Colón el que introdujo su consumo en el viejo continente.

Este fruto es se puede combinar tanto en ensaladas, pescados, como en platos de carne, siendo con este último ingrediente un aliado perfecto para que la digestión sea más fácil.

Todo ello gracias a un componente de la piña, la enzima bromelina, que ayuda a romper las proteínas, haciendo que la carne sea más tierna y fácil de digerir. De este modo, la piña mejora la digestión de la carne, por lo que es buena idea añadir algo de piña como postre o en la misma preparación del plato de carne para facilitar la posterior digestión.

Esta enzima proteolítica ya se viene utilizando desde hace años en la industria alimentaria para ablandar carnes y hacerlas más tiernas. Si algún día tienes que cocinar una carne más dura, prueba a ablandarla macerándola antes con zumo de piña natural, notarás la diferencia.

En el caso de los deportistas, nuestras necesidades proteicas son mayores y en algunas comidas ricas en proteínas la digestión se puede hacer algo pesada. La piña va a ser un buen compañero de la carne para mejorar esa digestión.

Además de la propiedad digestiva que tiene la piña, esta fruta tiene otros muchos beneficios:

  • Es fuente de vitaminas y minerales: tiene vitamina A, 58 IU, vitamina C, vitamina B6, potasio, fibra alimentaria, calcio, magnesio, manganeso y ácido fólico. También tiene pequeñas cantidades de hierro.
  • Es una buena aliada para perder peso: la piña es un alimento que se recomienda que se incluya en las dietas para perder peso ya que contiene muy pocas calorías.
  •  Ayuda a la salud bucodental: reduce el riesgo de gingivitis debido a su propiedad antinflamatoria natural.
  • Es beneficiosa para la circulación: la piña tiene propiedades anticoagulantes lo que ayuda a mejorar la circulación y evita problemas como la hipertensión.
  • Ayuda a las defensas: Al tener ácido fólico ayuda al sistema inmunológico.
  • Es saciente: Al contener mucha agua, nos sacia y evita que comamos en exceso.